Diario Sur

Montero teme el efecto del ajuste de 5.500 millones que prepara el Gobierno

Montero, ayer ante la comisión. :: parlamento andaluz
Montero, ayer ante la comisión. :: parlamento andaluz
  • La consejera de Hacienda avisa ante el Consejo de Ministros de hoy que «no se pueden hacer más recortes en políticas sensibles»

La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, avisó ayer de las posibles repercusiones para Andalucía del recorte de 5.500 millones de euros que el Gobierno central ha de practicar por orden de Bruselas en el Consejo de Ministros de hoy. «Miedo nos da, cuando no se ha contado con los ciudadanos ni las comunidades autónomas y se lleva como hechos consumados», dijo en el Parlamento, no sin advertir que «no se pueden hacer más recortes en políticas tan sensibles para los ciudadanos» como las que gestionan los gobiernos regionales.

Montero recordó los ajustes se deben a que «el Gobierno de España no ha cumplido la senda de estabilidad» por lo que pidió que el impacto no recaiga sobre comunidades y ayuntamientos, que sí lo han hecho.

«El plan no es conocido por las comunidades autónomas, que somos parte prioritaria de ese plan», aseguró y recordó que hace más de 20 días y con quórum suficiente se ha pedido al Ministerio que reúna al consejo de Política Fiscal y Financiera, sin respuesta por parte de Madrid. También reclamó la reunión de la Conferencia de Presidentes, como hizo el miércoles Susana Díaz, para avanzar en la mejora de la financiación y el reparto del esfuerzo fiscal.

Montero estará hoy pendiente de la rueda de Prensa del consejo de Ministros para conocer cómo va a afectar los recortes y volvió a quejarse de la falta de información desde el Ministerio, que aún ni ha informado del impacto del cierre adelantado del ejercicio. Llamó la atención sobre el «lenguaje contradictorio» del PP, «que en Andalucía pide bajada impuestos y en España preconiza ajuste. Algo no funciona», y censuró al PP hacer «demagogia con materias tan serias».

Por otra parte, la consejera afirmó que espera presentar los Presupuestos en plazo, el 31 de octubre,y dio buenas perspectivas de acuerdo con C's. El propio portavoz de la formación naranja, Juan Marín, dijo ayer en Jaén que hay visos de acuerdo, aunque la consejera es una dura negociadora.

Montero dijo que las conversaciones son «intensas» también «dentro del gobierno porque todo el mundo quiere hacer mas cosas y mejor y hay que repartir», y que se abrirán también a los demás grupos parlamentarios que hagan «aportaciones constructivas y realistas».

Aunque no estableció una cifra de crecimiento, dijo que serán «cuentas a la medida de Andalucía» con el empleo, en especial entre los jóvenes, como prioridad, junto con «terminar de revitalizar los servicios públicos» .

Ante la comisión parlamentaria, la consejera dio cuenta de la ejecución presupuestaria, que alcanzó el 66% en septiembre y que calificó de rigurosa, tras un "notable" cumplimiento de los años anteriores, 2014 y 2015, con un 97%.

La ejecución del capítulo de gastos hasta septiembre es del 65,6% en los de personal; del 71,2 % en bienes y servicios; del 69,9 % en transferencias de capital, y del 69, 5 % en inversiones reales.

La consejera también detalló por consejerías: Salud presenta una ejecución de casi el 70 % del presupuesto inicial y Educación, del 64,2 %.

Las principales críticas fueron del diputado del PP Pablo Benzal, que dijo que la ejecución habrá sido alta, pero «poco productiva», centrada en las partidas de gasto corriente, bienes y servicios y servicios financieras, mientras que no ejecutan inversiones ni transferencias de capital. Criticó en especial la ejecución de las inversiones reales y pidió reducir el número de altos cargos y de gastos superfluos.

Concursos de traslados

Montero dio cuenta también de los concursos de traslados de funcionarios y personal laboral que su consejería ha puesto en marcha tras un tiempo de paralización y dijo que se han registrado un total de 48.542 solicitudes, una cifra que duplica los datos de participación de la última convocatoria hace casi cinco años y muestran la «gran expectación» despertada. De la cifra total 44.761 corresponden al concurso de méritos para funcionarios casi el doble del último concurso en el que se presentaron 26.077 solicitudes. Los traslados han sido pedidos por

14.232 empleados públicos, de los que 12.616 son funcionarios y 1.616, laborales. Además, si se tienen en cuenta las solicitudes unitarias de plazas determinadas, ya que los participantes indican por orden de prioridad todos los puestos de trabajo en los que están interesados, se elevarían a casi un millón y medio.