Diario Sur

«Es imposible el resarcimiento del daño. Lo llevaremos siempre encima»

  • La exdirectora general del Servicio Andaluz de Empleo, ahora exculpada, anuncia que demandará a los responsables de su detención

Satisfecha por la decisión judicial de archivar la pieza política de los cursos de formación, pero conservando el «dolor por el daño profesional, familiar y personal». Así es como asegura sentirse la exdirectora general del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), Teresa Florido, que estaba imputada en la investigación desde que en marzo de 2015 la Guardia Civil la detuvo por orden de la jueza que abrió el caso, Mercedes Alaya, junto a otros 15 cargos políticos relacionados con la formación como el exconsejero de Empleo Antonio Fernández y los exdelegados de las ocho provincias. Ahora, todos han sido exculpados por la magistrada que heredó la causa, María Núñez Bolaños.

Tras el archivo de la causa, Florido afirma que lo ocurrido le sigue «doliendo muchísimo por el daño profesional, personal y familiar que se ha hecho». «Es un daño tan grande que es imposible, imposible, el resarcimiento de ningún tipo. Ese daño lo llevaremos siempre encima». «Sin explicación ninguna, se nos metió en un calabozo con una letrina en el centro, donde no podíamos ni siquiera hacer nuestras necesidades mínimas, y a algunas mujeres se nos despojó de prendas íntimas. No lo puedo entender nunca ni lo entenderé», lamenta Florido antes de anunciar que emprenderá acciones judiciales contra los responsables de lo ocurrido.

La ex directora general reprocha que con esa actuación policial y judicial «nos hundieron» y les sometieron a la pena de «paseo de telediario» porque la operación fue muy seguida por los medios de comunicación.

Lo correcto, desde su punto de vista, hubiera sido que les citaran a declarar en el juzgado junto a su abogado sin las detenciones efectuadas por agentes llegados desde Madrid, algunas de las cuales fueron delante de los hijos menores de los políticos acusados y ahora exculpados.