Diario Sur

Enajenación, pero no Banco Público de Tierras

La nueva ley no incluye la regulación del llamado Banco Público de Tierras, una medida que impulsaba IU en la anterior legislatura, cuando gobernaba en coalición con el PSOE, y que éste nunca llegó a considerar seriamente e intentó convertir en un «observatorio público de tierras», que tampoco avanzó .

La consejera reconoció que «el anteproyecto de ley no recoge nada de eso, pero sí la posible enajenación de tierras teniendo en cuenta criterios sociales, como la prioridad para jóvenes y mujeres», así como desempleados agrarios, ongs de economíasocial, entre otros, en procedimiento de igualdad, publicidad y libre concurrencia.

La Junta dispone de unas 5.000 hectáreas si gestionar, de un total de 10.000 que en legislaturas anteriores intentó sacar a subasta, sin resultados.

El texto define un grupo de explotaciones de atención preferente para la aplicación de incentivos, de forma que además de las consideradas actualmente como prioritarias, se incluyen las familiares que cumplan determinados requisitos (por ejemplo, que sean de mujeres, de jóvenes o de producción ecológica) y las de reducidas dimensiones pero orientadas a la gestión en común.