Diario Sur

Investigan si la Policía Local desoyó la denuncia de la joven violada en Pozoblanco

Los cinco imputados seguirán en prisión
Los cinco imputados seguirán en prisión

El alcalde de Pozoblanco, Emiliano Pozuelo, ha pedido a la Jefatura de la Policía Local que investigue si se produjo «algún tipo de denuncia o comunicación» a agentes del cuerpo sobre el presunto caso de abuso a la joven de 21 años atacada y drogada presuntamente por el grupo de procesados por una violación en grupo en los sanfermines, entre ellos un guardia civil y un militar.

El anuncio del alcalde se produce después de que se difundieran conversaciones de la joven que daba cuenta de que se había dirigido a un amigo, policía local, para denunciar el caso, sin que fuera atendida. Pozuelo ha pedido a la Jefatura de la Policía Local un informe sobre las denuncias e incidencias acontecidas en el fin de semana del 30 de abril al 1 de mayo de 2016, fechas en las que presuntamente se produjo el caso de abusos, según Europa Press.

Por otra parte, el juez de Pamplona que instruye la violación en grupo en los sanfermines confirmó ayer su decisión de mantener en prisión provisional sin fianza a los cinco procesados por la supuesta violación de una joven madrileña de 18 años la madrugada del pasado 7 de julio en Pamplona.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona desestima el recurso de uno de los procesados y reitera que «las declaraciones de la víctima deben considerarse altamente sólidas, coherentes y creíbles en cuanto a la forma en la que fue introducida en el portal y en cuanto a la falta de consentimiento sobre los actos a los que se vio sometida».

El magistrado también refleja que entre los hechos ocurridos en una localidad de Córdoba en el mes de mayo y en Pamplona dos meses después «existen evidentes similitudes como la búsqueda de un ambiente festivo en el que se bebe alcohol, la selección de una víctima joven y su aislamiento, la participación colectiva del grupo, el desprecio hacia la víctima y su humillación», y «la grabación de los hechos como uno de los objetivos principales», indica Efe.

Por los hechos de Pozoblanco están investigados cuatro de los cinco procesados.