Diario Sur

María Núñez Bolaños en su despacho. :: EFE/ Raúl Caro
María Núñez Bolaños en su despacho. :: EFE/ Raúl Caro

El CGPJ frustra la intención del PP de recusar a la jueza Nuñez

  • El órgano de gobierno de los jueces dictamina que no le corresponde a él adoptar la decisión ni accede a requerir ningún material

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha rechazadoel intento del PP-A de recusar a la jueza de instrucción nº 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, en la causa de los cursos de formación. El órgano de gobierno de los jueces considera que no le corresponde hacerlo, de acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial, sino que es competencia de un magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla «designado en virtud de un turno establecido por orden de antigüedad».

La permanente del Consejo, en dos acuerdos confirmados por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, considera también que «no procede» que dicho órgano se tengan que pronunciar sobre las grabaciones audiovisuales de los cursos solicitadas por el PP al juzgado ni que tengan que efectuar «requerimiento alguno a la magistrada».

La base de ambos acuerdos del Poder Judicial reside en que la recusación instada por el PP-A «deberá resolverse conforme a las normas contenidas en la Ley Orgánica del Poder Judicial» .

«Le está vedado, por disponerlo así el artículo 12.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, dictar instrucciones, de carácter general o particular, dirigidas a los jueces y tribunales sobre la aplicación o interpretación del ordenamiento jurídico que lleven a cabo en el ejercicio de su función jurisdiccional», diceel CGPJ, y añade que «carece de competencia alguna en la instrucción y resolución de dichos incidentes, que tienen un carácter eminentemente procesal».

La representación del PP-A en la causa de los cursos de formación, a cargo de la abogada Lourdes Fuster, había presentado la recusación al entender que la juez debía abstenerse en el proceso de entrega de las grabaciones audiovisuales de los testigos, lo que pidieron porque las que recibieron estaban incompletas, según la formación política.

En su acuerdo, también se añade que la resolución de este incidente debe concretarla «la sección de la Audiencia Provincial que conozca los recursos contra las resoluciones de la magistrada, y para el supuesto de que fueran varias, se establecerá un turno comenzando por la sección o sala de número más bajo», recoge Efe.

La representación del PP-A en la causa desató una batería de iniciativas contra la jueza, que se espera que adopte pronto la decisión de sobreseer la 'macrocausa' o pieza política de los cursos de formación, después de que la Fiscalía Anticorrupción no hallara delito en el asunto y pidiera el archivo.

Fuster presentó tres quejas en junio y una en septiembre, esta por la participación de la juez en la entrega de las grabaciones en la pieza política de los cursos y no por toda su actuación en la causa.