Diario Sur

Bretón, operado tras cortarse el cuello con una cuchilla de afeitar

Las equipo médico que intervino ayer a José Bretón, condenado a 40 años de prisión por el asesinato de sus dos hijos, en el Hospital General Universitario de Ciudad Real no teme por su vida, después de que el preso se autolesionara en el cuello con una cuchilla de afeitar.

José Bretón ingresó el miércoles noche en el centro hospitalario y de momento, se desconoce si las heridas que se causó el interno fueron con el ánimo de quitarse la vida o para llamar la atención, ya que desde hace meses lleva reclamando su traslado a la cárcel de Córdoba para estar más cerca de su familia.

El suceso ocurrió en torno a las 22:00 horas en su celda que comparte con otro preso, ya que Bretón está ingresado en régimen de acompañamiento terapéutico.