Diario Sur

'Por una marea andaluza', lema de la candidatura de Teresa Rodríguez

Teresa Rodríguez, ayer en la presentación del lema de su candidatura. :: J. Muñoz. efe
Teresa Rodríguez, ayer en la presentación del lema de su candidatura. :: J. Muñoz. efe
  • La dirigente de Podemos quiere renovar su liderazgo con una apuesta por la autonomía frente a Madrid y la inclusión en la dirección de personas sin cargo institucional

'Por una marea andaluza', un nombre con clara reivindicación de la organización que unida a Podemos ha logrado el 'sorpasso' al PSOE en votos en Galicia, es el título de la candidatura con la que Teresa Rodríguez intentará revalidar su cargo de secretaria general de la formación morada en Andalucía. Rodríguez presentó ayer en solitario su proyecto en el parque Alamillo de Sevilla. Pero no estará sola en ella. Expuso que la compondrán 27 personas en una lista paritaria en la que la mitad al menos no deberán ocupar cargo institucional alguno. Propone con ello recuperar el empuje social de aquellas mareas ciudadanas que pelearon contra desahucios o abanderaron ideales ecológicos. «No queremos un partido que sea apéndice del Parlamento y que nos lleve a un divorcio entre las bases y la dirección como ha ocurrido en el PSOE o a que nos mimeticemos con los escaños», afirmó.

Rodríguez no ha desvelado aún los nombres, pero sí ha trascendido que ella decidirá sobre 19 de los miembros de su lista, cargos o activistas de círculos, mientras que los otros ocho serán elegidos en asambleas provinciales. Todo apunta a que se rodeará de fieles. Nombres como el diputado nacional Diego Cañamero y los parlamentarios Esperanza Gómez y Jesús Rodríguez suenan como seguros.

Teresa Rodríguez fue elegida en abril de 2015 secretaria general y el que adelante la renovación de su mandato se debe, ella lo admite, a la necesidad de afianzar su liderazgo y poner en marcha un proyecto político que no se enfoque solo a ganar elecciones, sino a construir una estructura regional sólida, sobre todo en las áreas rurales, donde los votantes le son menos afectos. También abordar un profundo debate «sobre hacia dónde se dirige esta olla hirviendo sin tapadera».

Rodríguez no es ajena al debate interno en Podemos con la dicotomía Errejón- Iglesias, aunque eluda hablar de ello. Ella se ha posicionado a favor de Iglesias y aunque es la secretaria general, Podemos Andalucía es en gran parte territorio errejonista. Con los errejonistas, especialmente con Sergio Pascual, a quien Pablo Iglesias fulminó como secretario de Organización, Rodríguez ha mantenido una pugna constante y mala sintonía, visible sobre todo con la elaboración de las listas. Pascual está detrás de la candidatura 'Andalucia, plaza a plaza', presentada este lunes, aunque el diputado nacional no parece estar dispuesto a encabezarla y enfrentarse en unas primarias con Teresa Rodríguez.

Primarias

Teresa Rodríguez insistió en tender la mano (también lo hace la otra candidatura) para un diálogo fructífero de propuestas programáticas que deberán concretarse en una asamblea el día 22 de octubre también en el parque Alamillo. Luego habrá primarias entre las bases para la elección de la futura dirección regional que deberá culminar a principios de noviembre en la 2ª Asamblea.

La evocación de 'las mareas' en el nombre de la candidatura tiene mucho que ver también con el proyecto que propone Teresa Rodríguez, convertir Podemos en una organización federal en la que el partido en Andalucía tenga autonomía propia para algunas cuestiones respecto de Madrid. Se trata de una estructura parecida a la de los viejos partidos, como PP, PSOE e IU, aunque se aleja de estas formaciones en algo importante.

Como Ciudadanos, sigue huyendo de direcciones provinciales con ocho 'barones' aspirantes a reyes de taifas. Podemos opta por organizaciones locales y Rodríguez propone ahora un segundo escalón entre estas y la regional con 52 consejos comarcales.

«Creemos imperativo transitar hacia un modelo descentralizado donde Andalucía pueda decidir por sí misma sus ritmos y sus destinos conforme a la realidad», dice el manifiesto de su candidatura. «No queremos ser los representantes de un partido en Andalucía, sino andaluces que construyen Andalucía y Podemos desde Andalucía», acotó Teresa Rodríguez en su presentación.

Una de las grandes críticas que se le ha hecho a Podemos Andalucía es su dependencia de las decisiones de Madrid. Se vio con la elaboración de las listas, obligados a incluir cuneros en provincias como Almería y Córdoba en las pasadas elecciones generales. «Necesitamos estructuras locales, comarcales y autonómicas fuertemente controladas por las bases de Podemos. Necesitamos acabar con la lógica de la atomización de los órganos de dirección que por la vía de los hechos en no pocas ocasiones no rinden cuenta en ninguna asamblea». dijo.