Diario Sur

Abandona un coche con 328 kilos de hachís

imagen del coche abandonado. :: guardia civil
imagen del coche abandonado. :: guardia civil

Un individuo, que no ha sido detenido, abandonó un vehículo cargado de hachís en San Roque, al ser sorprendido por un control establecido por la Guardia Civil en la salida 133 de la autovía A-7, sentido Málaga. Según informa la comandancia de Algeciras, los agentes que arealizaban el control vieron cómo a unos 50 metros de donde se encontraban una persona se bajaba de un vehículo que esperaba pasar por el puesto.

Dentro del turismo, marca Wolkswagen modelo Tiguán, se hallaron 10 fardos de hachís que arrojaron un peso de 328 kilos. El vehículo que llevaba las placas de matrícula falsas, había sido sustraído en marzo del presente año en Francia.

Pero el hallazgo del alijo estuvo a punto de ocasionar una tragedia, ya que al abandonar el coche, éste se deslizó cuesta abajo por la calzada, por lo que los agentes avisaron al resto de guardias civiles del dispositivo para que se apartaran de la carretera y cortaran el tráfico, por el grave riesgo que suponía para los usuarios de la vía.

El coche llegó a rebasar el dispositivo de control establecido y cruzó los dos carriles de la rotonda, ya con el tráfico cortado, impactando sobre el monolito de piedra que se encuentra encima de la rotonda, sin causar víctimas.