Diario Sur

Un grupo de profesionales analizará y propondrá mejoras para las listas de espera

El problema de las listas de espera sanitarias será analizado por una comisión de profesionales, que propondrá medidas para mejorarlas. El pleno del Parlamento andaluz aprobó ayer la proposición no de Ley realizada en este sentido por Ciudadanos, que contó con el apoyo del PSOE y de PP-A, la abstención de Podemos y el voto en contra de IULV-CA.

La comisión, que deberá estar creada antes del 1 de diciembre, será coordinada por un experto de reconocida experiencia en gestión, a propuesta de la Dirección General del SAS. El PP-A logró incluir una enmienda por la que se incluyen en esta comisión juntas facultativas, juntas de enfermería, o en su caso personas designadas por los miembros con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad, técnicos del Área de Accesibilidad y Continuidad Asistencial del SAS, representantes de sociedades científicas de especialidades del área quirúrgica, especialidades médicas, diagnóstico por imagen, atención primaria y enfermería», así como por representantes de asociaciones de pacientes y de las organizaciones presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad, además de por «aquellos profesionales que los miembros de la comisión estimen necesario».

La diputada de C's Isabel Albás defendió su PNL como «política útil» y dijo que «ya es momento de que los políticos saquen las zarpas de aquello de lo que no son profesionales», y de la profesionalización.

La sorpresa fue el respaldo del PP-A a la iniciativa, ya que este partido había presentado a su vez una propuesta similar, para crear un grupo de trabajo sobre listas de espera aunque no formado por profesionales, que fue rechazado con los votos de PSOE y C's.

La parlamentaria 'popular' Esperanza Oña justificó su iniciativa en que la Cámara integrada por representantes de los ciudadanos, pero dijo que respaldaría la PNL de C's por ser un «paso adelante».

No obstante, consideró que la comisión está «amañada antes de empezar», puesto que «desde la Junta ya están repartiendo los cargos».

Juan Antonio Gil, de Podemos, basó su abstención en que aunque la comisión no está despolitizada, tampoco el problema es técnico, sino político.

Por su parte Inmaculada Nieto, de IU, anunció el voto en contra y se apuntó a la tesis del PP-A. A su juicio, la comisión que mejore la situación de las listas de espera debe ser parlamentaria y no es de recibo que la encabece un profesional del SAS.