Diario Sur

Antonio Maíllo recibe el alta tras superar un cáncer de estómago

El coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, quiso compartir ayer su alegría por haber recibido el alta médica tras superar un cáncer de estómago. «De esto se sale», informó en su cuenta de Facebook en un escrito lleno de agradecimientos a médicos y enfermeros, diputados del Parlamento, amigos, familiares y a tantos desconocidos que le han dado ánimos desde que el pasado enero fue sometido a una complicada operación. Él mismo recuerda que todo empezó en diciembre con un desmayo por una hemorragia, pasó por el doloroso trance del diagnóstico, luego por la operación y después por hasta ocho ciclos de quimioterapia en seis meses. Un proceso de recuperación donde «la paciencia era algo más que una virtud para convertirse en una necesidad».

El duro tratamiento de la quimioterapia no le impidió retomar la actividad política en marzo e incluso participar en la campaña electoral en junio, en el estreno de la alianza con Podemos en Andalucía. Su vuelta concitó entonces una ovación cerrada del Parlamento que Maíllo agradeció emocionado. Ayer se le vio en la Cámara igual de emocionado, pero, «obviamente, especialmente contento», dijo. Agradeció las palabras de felicitación del presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, y de la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, con quien debatía sobre el nuevo curso escolar. En su escrito de su cuenta de Facebook valora los muchos mensajes recibidos todo este tiempo de lucha contra la enfermedad. «Cada mensaje era como una dosis de cabecitabina sin efectos secundarios, en todo caso, efectos profundamente beneficiosos», anota.