Diario Sur

Díaz respalda a los estudiantes que han recogido 240.000 firmas contra las reválidas

Los tres alumnos del Instituto 'La Bahía' de San Fernando con la consejera y la presidenta . :: efe
Los tres alumnos del Instituto 'La Bahía' de San Fernando con la consejera y la presidenta . :: efe
  • El Gobierno da un ultimátum al Gobierno antes de recurrir al Tribunal Supremo para que suspenda las pruebas

El Gobierno de Susana Díaz respaldó ayer a los tres alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria 'La Bahía' de San Fernando (Cádiz) que han recogido 240.000 firmas, mediante la plataforma web change.org, para que el Gobierno derogue las reválidas, que en secundaria se fijan para este curso.

La presidenta, acompañada de la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, recibió a los estudiantes tras el Consejo de Gobierno, en el que se acordó dar un ultimátum al Ministerio de Educación para que rectifique y derogue el decreto de julio con la puesta en marcha de los exámenes en bachillerato y secundaria. La Junta presentará un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Supremo si el Gobierno no da marcha atrás. Como última oportunidad, el ejecutivo andaluz acordó ayer solicitar la convocatoria urgente de la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado para valorar la situación generada por estas pruebas. El portavoz, Miguel Ángel Vázquez, dijo que la Junta se encamina, sin duda, « a la presentación de un recurso», si bien no aclaró qué plazo de margen seguirá dando al ejecutivo en funciones.

Los alumnos salieron satisfechos de la entrevista con la presidenta a diferencia de la que tuvieron con el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, quien no les prometió la derogación de la prueba. La Junta se ha comprometido a que en Andalucía estas reválidas no sean realizadas por profesores ajenos a los centros y que estos tengan en cuenta la evaluación continua. En cualquier caso, la Junta tampoco promete a los alumnos incumplir la nueva ley estatal de educación, la Lomce.

Eso sí, salieron convencidos de que la presidenta está tan en contra de las reválidas y de la ley como ellos. Isidoro Martínez, que hizo de portavoz, manifestó a los periodistas que la presidenta se comprometió a «ayudar» para derogar «directamente de raíz» la ley.

«Vamos a seguir hasta el final de la petición. Nosotros no vamos a abandonar, queremos una educación mejor para todos, pero no exámenes que limiten nuestro futuro», manifestó en alusión a las pruebas a los 15 años que pueden dejar fuera de la carrera universitaria a los alumnos que suspendan con la única opción de una formación profesional. Isidoro, estudiante de tercero de ESO como sus compañeras, considera «injustas» las reválidas, aunque entiende que siempre «habrá exámenes», pero defiende que cualquier nota tenga en cuenta la evaluación continua.