Diario Sur

El PSOE no pedirá responsabilidades políticas en la comisión de los cursos

  • La comisión parlamentaria acuerda aplazar una semana la entrega de las conclusiones a petición de Podemos e IU

El PSOE no pedirá responsabilidades políticas en sus conclusiones en la comisión de investigación sobre los cursos de formación del Parlamento, según avanzó ayer el secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo.

El número dos del PSOE considera que en la comisión ha quedado demostrado que las irregularidades detectadas en los cursos de formación para el empleo deben achacarse a las entidades que han recibido las subvenciones y no han cumplido, pero no a los funcionarios y tampoco a los políticos responsables de su gestión. Ha insistido en que ha quedado claro que no ha habido menoscabo de fondos públicos y que la Junta está reclamando el reintegro de quienes no justificaron las ayudas concedidas.

Las conclusiones del PSOE, sin embargo, tardarán en conocerse una semana más. La comisión acordó ayer por unanimidad aplazar hasta el próximo lunes el plazo de entrega de las conclusiones a petición de Podemos e Izquierda Unida. Ningún partido ha registrado su resumen de lo opina que ocurrió durante los años investigados, cuando se entregaron 2.900 millones de euros en ayudas desde 2002 a 2012, de las que ahora la Junta reclama 90 por no estar justificada su ejecución correcta.

Solo el PP avanzó el domingo que reclamará responsabilidad política por lo que considera un «fraude» en paralelo al de los ERE a 35 cargos y excargos de la Junta, entre ellos la presidenta de la Junta Susana Díaz y sus predecesores, Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Al término de la reunión, el portavoz de Podemos en la comisión de investigación, Juan Ignacio Moreno Yagüe, justificó la petición del aplazamiento en la necesidad de presentar unas conclusiones que, aunque ya las han elaborado, las están «comprimiendo» para que sean «comprensibles y digeribles» por los ciudadanos, según recoge Efe.

Según Moreno Yagüe, su formación está tratando de evitar cualquier tipo de «juicio» desde un punto de vista legal, judicial o procesal porque no es función del Parlamento, de forma que la línea de trabajo de la formación morada es «exclusivamente política».

La portavoz adjunta de IU, Elena Cortés, expresó su satisfacción por el aplazamiento acordado, pues lo necesitaban, según ha explicado, para «afinar» el trabajo y, en concreto, fijar las responsabilidades políticas y recomendaciones «para que esto no vuelva a suceder».

El portavoz del PSOE, Rodrigo Sánchez Haro, subrayó que su grupo tiene ya redactadas las conclusiones, explicó que han analizado de forma «exhaustiva» todas las comparecencias y creen que hay que trasladar a los ciudadanos un mensaje «positivo» porque la formación ha funcionado en Andalucía «correctamente y ajustada a la legalidad».

La portavoz de Ciudadanos, Marta Bosquet, recalcó que su grupo también tenía ya listas sus conclusiones y ha confiado en que Podemos e IU «se pongan a trabajar» y las presenten a tiempo, además opina que el trabajo de la comisión ha sido «útil y eficaz». Su jefe político, Juan Marín, afirmó ayer en Antena3 que su partido sí exigirá responsabilidades políticas, aunque no aclaró cuáles. C's descartó hace días que fuera a reclamar la de Susana Díaz.