Diario Sur

La industria aeronáutica andaluza sigue fuerte y crea mil empleos en un año

Díaz, con el director general de Airbus España, Montoya, y el presidente de Hélice, Gómez-Guillamón. :: EFE
Díaz, con el director general de Airbus España, Montoya, y el presidente de Hélice, Gómez-Guillamón. :: EFE
  • El informe de 2015 del Cluster Hélice confirma el vigor de las empresas auxiliares, que incrementan más de un 13% sus ventas y cerca del 10% el empleo

El 'Informe del Sector Aeroespacial en Andalucía 2015' que elabora el Cluster Hélice, la organización de las empresas del ramo, era esperado por cuanto revela el estado de salud de una industria clave en la economía regional, sometida a tensiones por la evolución del mercado y a la incertidumbre acerca de su proyecto estrella, el avión militar de transporte A400M que se ensambla en Sevilla. Los resultados, conocidos ayer, invitan al optimismo. Todo son todo porcentajes de subida considerables, datos que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, consideró que avalan una imagen diferente de la comunidad, con una industria de alta cualificación «capaz de afrontar y acometer proyectos de envergadura», dijo en el acto de presentación. Díaz estuvo acompañada por el director general de Airbus España, Pedro Montoya, y por el presidente del Cluster Hélice, Antonio Gómez Guillamón.

El primer gran dato es el empleo. a lo largo del año pasado la industria aeronáutica creó un millar de nuevos puestos de trabajo y se acerca a los catorce mil, exactamente 13.740, lo que supone un porcentaje de incremento del 8,3%. En su mayor parte se trata de empleos de alta cualificación.

Tampoco fueron a la zaga las ventas, que crecieron un 4,5%, alcanzando los 2.343 millones de euros.

En la comparativa nacional, el sector aeronáutico andaluz demuestra su fortaleza, ya que creció al 4,5% en facturación, cuando en el resto de España el incremento fue del 2,63%. El crecimiento del empleo fue parejo, del 8,3% frente al 4,5% de subida en el resto de España.

Todo ello abona la consideración de Andalucía como uno de los tres grandes polos europeos, junto con Toulouse y Hamburgo. Supone ya el 24,3% de las ventas totales del sector en España y el 32,5% del empleo. La contribución de la industria aeronáutica al PIB andaluz sigue creciendo un año más, pasando del 1,58% al 1,62%.

Uno de los datos más interesantes de esta radiografía del sector es que la fortaleza se asienta cada vez más sobre las industrias auxiliares, es decir que no se trata solo de la fortaleza del gran constructor, Airbus. Estas empresas crecieron a lo largo del año 2015 por encima de la media del total del sector, al incrementar más de un 13% sus ventas, rozando el millón de euros, y cerca del 10% el empleo.

El informe del Cluster resalta el crecimiento de los perfiles de alta cualificación por la entrada en producción de los grandes programas, en primer lugar el A400M, que supone el 26% de las ventas totales del sector, mientras y comienza a verse el del A350, que alcanza el 7% de las ventas).

Hélice señala cómo en una cadena de suministro muy especializada en aeroestructuras (63%), se consolidan las ventas de mayor valor añadido, los servicios de ingeniería y calidad , que ya suponen una cuarta parte del total, y los equipos y sistemas, el 6% del total.

Productividad

Llama la atención la facturación por empleado, ratio relacionada con la productividad, que se incrementa en las auxiliares hasta los 93.000 euros, sobre los 90.000 del año anterior.

El estudio recoge la evolución del sector en la última década y muestra su consolidación y madurez, pues ha triplicado su facturación, pasando de los 848 millones de euros de 2006 a los más de 2.343 en 2015 y ha más que duplicado el número de puestos de trabajo (de 6.206 profesionales en 2006 a cerca de 13.740 en 2015).

La previsión, en fin, es de continuar la evolución positiva en los próximos años, según aumente la cadencia de producción del A400M y del A350, los programas en los que tienen una más importante participación las empresas andaluzas.

El informe pone de relieve que el polo aeronáutico andaluz «ha logrado destacar por los niveles de calidad y de capacidad productiva de sus empresas, una masa crítica formada por 118 firmas, que, además de crecer, están aumentando su productividad y capacidad para participar en programas internacionales».