Diario Sur

C's avisa al PP de que deberá prescindir de su 'barón' en Almería, Gabriel Amat, si es imputado

Gabriel Amat y Javier Arenas en una imagen de archivo. :: sur
Gabriel Amat y Javier Arenas en una imagen de archivo. :: sur

La reciente alianza entre PP y Ciudadanos, escenificada este miércoles con una reunión entre sus máximos líderes andaluces, Juanma Moreno y Juan Marín, ha tardado solo un día en ponerse a prueba. Este mismo jueves en que la Fiscalía hacía pública la petición de condena para los expresidentes socialistas, el ministerio público denunciaba a Gabriel Amat, alcalde del PP de Roquetas de Mar, por un presunto delito de prevaricación y tráfico de influencias por la supuesta adjudicación de obras a sociedades de las que era consejero su yerno. La reacción de Ciudadanos, partido que le sustenta en el gobierno municipal, era la esperada después del acuerdo firmado a nivel nacional con el PP en materia de corrupción. Ha pedido su dimisión si el juez le abre investigación por corrupción política.

A la actuación de la Fiscalía contra Amat se une también la del mismo ministerio público contra la exalcaldesa de Marbella Ángeles Muñoz en relación a modificaciones del PGOU. Ambos han sido considerados siempre dos políticos afines a Javier Arenas. En el caso de Amat la relación con el expresidente regional del PP y ahora vicesecretario nacional es una relación tan estrecha que Arenas ha sido candidato en varias elecciones por Almería. Amat, presidente de la Diputación y del PP de Almería, es toda una leyenda en esta provincia, la de mayor fidelidad a los populares.

Arenas y Matas

Las dos investigaciones de la Fiscalía contra dos alcaldes del PP no preocupa tanto a este partido, según ha podido saber este periódico, como la filtración de que el exministro Jaume Matas habría implicado a Javier Arenas ante la Fiscalía en el caso del amaño del hospital de Baleares, algo que Javier Arenas ha negado de forma rotunda.

Lo mismo que hizo también ayer Gabriel Amat sobre la acusación fiscal. Aseguró que es «inocente» y que está «plenamente dispuesto a colaborar con la Justicia para demostrarlo», según recoge Efe.

La denuncia se produce ante la adjudicación entre 2008 y 2014 de hasta cinco contratos a la empresa Jarquil Verde SL -cuatro de ellos junto a Urbaser SA- en los que el regidor habría tomado parte en los expedientes «ocultando el hecho de que su yerno y socio comercial», José Z.P. «ostentaba cargo de consejero de administración» en la primera de estas sociedades.

Por lo pronto y pese a la advertencia de Ciudadanos, el PP defiende su inocencia. La portavoz del PP en el Parlamento, Carmen Crespo, también de Almería, afirmó que Amat es objeto de una «persecución política desde hace mucho tiempo, que ha terminado en causas que han sido archivadas».

Los otros partidos andaluces no lo ven así. El coordinador de IULV-CA, Antonio Maíllo, criticó que el PP-A «ladra cuando salen los ERE pero se achica cuando sale el capo Amat», de manera que ha urgido al presidente del PP-A, Juanma Moreno, «que se aplique el cuento y diga que Amat no puede seguir ni como alcalde de Roquetas, ni como presidente del PP de Almería ni como presidente de la Diputación».

La secretaria de Política Municipal del PSOE de Almería, Adela Segura, dijo que los presuntos delitos que la Fiscalía atribuye a Gabriel Amat «son de una gravedad tal que deben impedir que siga al frente de la alcaldía» de Roquetas de Mar.