Diario Sur

El PSOE defiende la honestidad de los expresidentes y el PP exige a Susana Díaz que pida perdón

Susana Díaz, ayer en el Palacio de San Telmo.
Susana Díaz, ayer en el Palacio de San Telmo. / Efe
  • Los socialistas muestran su «sorpresa» por la fecha elegida por la Fiscalía para dar a conocer la acusación y el ministro Catalá considera que es signo del «normal funcionamiento»

Las reacciones por el escrito de la Fiscalía, el primero de la acusación que pide prisión para un expresidente de la Junta, no se hicieron esperar. El PP, que también es acusación popular en el ‘caso ERE’, prefirió obviar a los acusados y centrarse en la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a la que exigió que pida perdón como «heredera» de un sistema que propició «un saqueo» al dinero de los andaluces con el caso ERE.

«Ella es heredera del sistema», dijo en rueda de prensa la número dos del PP andaluz, Dolores López, quien entiende que junto a Díaz también debería pedir perdón a los españoles y a los andaluces el líder del PSOE, Pedro Sánchez, porque ese modelo ha «empobrecido» a la comunidad. Ha aludido a que Díaz fue la número dos de Griñán y también del exconsejero José Antonio Viera en el PSOE.

Susana Díaz había escrito en su cuenta de Twitter por la mañana que Rajoy «le toma el pelo a los españoles» por permitir que Rita Barberá se quede en su escaño. La presidenta de la Junta, sin embargo, no hizo ninguna mención a la acusación de la Fiscalía contra sus antecesores. Sí lo hicieron otros dirigentes socialistas, como Emiliano García Page y Carme Chacón, defendiendo la honestidad de Chaves y Griñán. «Llevo muchos años trabajando en instituciones democráticas. Nunca he encontrado a alguien tan riguroso, honesto e íntegro como @PepeGrinan», escribió Chacón.

Díaz no habló, pero sí ordenó un comunicado de la ejecutiva del PSOE de Andalucía que dice confiar «en la inocencia de Chaves y Griñán», a los que definen como «personas honestas que no se han enriquecido personalmente en el ejercicio de sus responsabilidades públicas, como ha quedado demostrado tras una larga y compleja instrucción judicial», y que en su día «actuaron con generosidad asumiendo su responsabilidad política».El PSOE recuerda que ambos dimitieron de sus escaños en el Congreso y Senado perdiendo el aforamiento del Supremo y también renunciaron a la militancia en el PSOE tras el procesamiento en junio. El PSOE, además, ha expresado su «sorpresa» por la fecha elegida por la Fiscalía Anticorrupción para presentar el escrito de acusación contra los expresidentes cuando tenía de plazo hasta el 15 de octubre.

Para el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, que la Fiscalía califique y solicite en su informe lo que considere no puede calificarse de otra manera que de «normal funcionamiento de las instituciones». «El sistema funciona», precisó el ministro.

El diputado autonómico de Podemos Andalucía Juan Ignacio Moreno Yagüe calificó de «demoledor» el escrito del fiscal y le parece más importante que los años de cárcel solicitados, «las indemnizaciones de dinero, que ya se da por perdido y que alguien va a tener que pagar».

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Sergio Romero, subrayó que si los expresidentes andaluces José Antonio Griñán y Manuel Chaves están actualmente «en su casa» y no «aforados» ha sido «gracias» a su partido, que ha definido como «el antídoto contra la corrupción».

El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, calificó de «impecable e implacable» el escrito fiscal. «Sí hay alguien en Andalucía que no se va a sentir orgullosa de sus maestros políticos» es Susana Díaz, afirmó el dirigente de IU.