Diario Sur

PP y C’s inauguran una etapa de entendimiento en el Parlamento andaluz

Juanma Moreno y Juan Marín se saludan antes de entrar a la reunión en el Parlamento andaluz.
Juanma Moreno y Juan Marín se saludan antes de entrar a la reunión en el Parlamento andaluz. / Efe
  • Moreno y Marín se comprometen a sondear acuerdos sobre impuestos y políticas sociales con la sola línea roja de la estabilidad institucional en la Junta

PP y Ciudadanos inauguraron ayer una etapa de entendimiento con un formato inédito en el Parlamento andaluz. Por primera vez dos partidos de la oposición conciertan un proceso de diálogo a largo plazo para unir sus votos y sacar adelante iniciativas conjuntas. Tras una reunión de hora y media, presidida por los líderes regionales de PP y Ciudadanos, Juanma Moreno y Juan Marín, respectivamente, ambos expresaron su voluntad de que el primer fruto de este entendimiento sean enmiendas conjuntas a los Presupuestos de la Junta de 2017, que para ser aprobadas deberán contar con el respaldo del PSOE. Moreno y Marín así lo esperan, razón por la que insistieron en que las conversaciones no son para hacer «pinza» y desestabilizar el Gobierno que preside Susana Díaz.

Los grupos políticos siempre han hablado y negociado iniciativas en la Cámara autonómica para prestarse los votos unos a otros. PPy Ciudadanos también lo han hecho este primer año de legislatura, pese a la confrontación política constante entre ellos, sobre todo por los duros reproches de los populares al partido naranja por dar su apoyo a Susana Díaz. Esta confrontación dio origen a una relación endemoniada entre los dos partidos del arco conservador del Parlamento, ya que C’s también respalda alcaldías y diputaciones del PP en Andalucía.

De la noche a la mañana esa relación parece haber cambiado. La entente ‘cordiale’ responde a un cambio de estrategia de Juanma Moreno, quien visto lo visto en el panorama nacional se ha dado cuenta de que hay que sembrar diálogo para recoger consenso con vista sobre todo a su aspiración de gobernar la Junta de Andalucía. Hay que recordar que esta posibilidad dejó de verse remota cuando el pasado 26 de junio el PP volvió a ganar unas elecciones en Andalucía tras cuatro derrotas consecutivas (europeas, autonómicas, municipales y generales del 20 de diciembre). Ciudadanos ha demostrado su capacidad de alianzas tanto con el PPcomo con el PSOE en su afán de presentarse como una formación bisagra útil para la estabilidad institucional.

Mimbres

Moreno lo ha entendido así y se dispone a abonar el terreno para el futuro con una propuesta con la que por fin consigue cierto liderazgo en la iniciativa política andaluza. Tras la reunión, el líder andaluz del PP apareció el más exultante de todos por lo acontecido. Marín también se mostró satisfecho. Moreno calificó la reunión de «muy positiva» y «constructiva» y Marín de «cordial». Ambos subrayaron que hay «mimbres» para acuerdos.

Los dos dirigentes se comprometieron a sondear enmiendas conjuntas al Presupuesto de la Junta para 2017 sobre impuestos y políticas sociales y acordaron crear tres grupos de diálogo para seguir negociando iniciativas a largo plazo sobre fiscalidad y empleo, políticas sociales y reformas en justicia, ley electoral, la RTVA y el reglamento de la Cámara.

Marín expresó a Moreno en la reunión, según contó luego, que la única línea roja planteada a Moreno es la estabilidad del Gobierno de la Junta de Andalucía. Ciudadanos mantiene un pacto con el PSOE que el partido naranja quiere seguir respetando. «Esto no es una pinza, ni un acuerdo de legislatura. Ciudadanos va a seguir respetando los acuerdos con el PSOE en tanto y en cuanto este partido cumpla con ellos», subrayó.

Esta advertencia quedó patente en la reunión. El PPmostró su interés en pactar con C’s la bajada de impuestos ya comprometida por este partido con el PSOE, pero propone ir más allá. PSOE y C’s acordaron una bajada de dos puntos del IRPF a rentas inferiores a 60.000 euros para este año y en junio también negociaron la rebaja del impuesto de sucesiones para enero de 2017 a herencias de hasta 250.000 euros. Marín transmitió a Moreno que será difícil que el PSOE acceda a una aminoración mayor cuando ya por estas la Junta podría dejar de ingresar más de 200 millones de euros.

C’s tampoco cederá a otra vieja petición del PP, la provincialización de los presupuestos, dado que coincide con el PSOE en que en años aún de poca inversión solo serviría para echar a pelear a las provincias. Moreno, sin embargo, sí arrancó a Marín una propuesta que llevará este a la mesa de negociaciones con el PSOE, que la ley incluya un anexo con el detalle de las inversiones.

Poco más acordaron. A partir de ahora seguirán hablando y Moreno confía en que en el Presupuesto de 2017 figure alguna propuesta de su partido, algo que casi nunca ha ocurrido. El líder del PP lamentó que año tras año el PSOE siempre ha rechazado todas sus enmiendas y aseguró que estas serán «razonables y sensatas». Por ello instó a Susana Díaz a no tener «miedo al diálogo». Pese a la mano tendida también calificó a su gobierno de «flojo, vago y con poca iniciativa».

Reacción de la presidenta

La presidenta de la Junta habló antes de la reunión con igual recelo hacia el PP y expresó su confianza envolver a pactar los Presupuestos con Ciudadanos este otoño. Dijo confiar en el partido naranja: «Sé que cuando se sientan en una mesa de diálogo lo hacen pensando en Andalucía». «Los acuerdos a los que llegamos, los cumplimos ambas partes. Es un partido serio».

Otra cosa es lo que piensa del PP: «Lo que el PP ha hecho en los últimos años es marrullería política y provocar inestabilidad». «Se equivocan si lo que quieren es provocar inestabilidad».