Diario Sur

Agricultura se prepara para paliar los efectos del Brexit en el campo andaluz

La Consejería de Agricultura reclama al Gobierno central que lidere una respuesta ante el Brexit, la salida de Gran Breaña de la Unión Europea. Así lo dijo ayer ante la comisión parlamentaria la consejera, Carmen Ortiz, que detalló las principales preocupaciones, centradas enlas relaciones comerciales y la Política Agrícola Común.

El Reino Unido es el cuarto cliente de Andalucía en cuanto a exportaciones de productos agroalimentarios, con cerca de 870 millones de euros de ventas en 2015 (casi el 10% del total), pero se trata del destino más importante en el caso de las fresas y frutos rojos andaluces y del vino de Jerez. Ortiz confía en que se mantengan estas relaciones, ya que «los flujos comerciales históricos entre Andalucía e Inglaterra se remontan a mucho antes de la creación de la Unión Europea».

Sin embargo, la devaluación de la libra, que ha caído más de un 8% desde el referéndum, sí es un impacto inmediato. La junta hará un seguimiento de los efectos de este nuevo cambio frente al euro, si bien no se prevé cambios en las relaciones comerciales en la próxima campaña «más allá de este efecto divisa».

En cuanto a las consecuencias en los recursos económicos comunitarios, las primeras estimaciones de la Consejería de Agricultura calculan que el Brexit supondría una reducción de más de 12.900 millones de euros del presupuesto global. En el caso concreto de la PAC supondría una reducción inicial de 3.900 millones de euros correspondientes a pagos directos, recursos del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y medidas de mercado.