Diario Sur

PP busca tejer una alianza con C's bajo la mirada atenta del PSOE

Moreno y Marín, la pasada semana. :: efe / julio Muñoz
Moreno y Marín, la pasada semana. :: efe / julio Muñoz
  • Moreno asegura que no se reúne con Marín para «entorpecer» su pacto con Susana Díaz y la Junta confía en que C's no lo permita

PP y Ciudadanos inician esta mañana una ronda de conversaciones con sus máximos líderes al frente, Juanma Moreno y Juan Marín, con el objetivo de consensuar propuestas que puedan aprobarse en el Parlamento andaluz. Se trata de un formato de reuniones poco frecuente o inédito en la Cámara autonómica entre dos partidos de la oposición. El encuentro ha suscitado mucha expectación porque el partido de Albert Rivera actúa como socio del Gobierno de Susana Díaz tras el pacto suscrito para la investidura de la presidenta en junio del pasado año. No es un pacto al uso ya que Ciudadanos se reserva el derecho a votar en contra del PSOE siempre que no esté de acuerdo con sus propuestas. Pero lo cierto es que los nueve diputados del partido naranja, con el que el PSOE suma mayoría absoluta, han sido sostén en las políticas clave del ejecutivo de Díaz, como los primeros presupuestos de la legislatura.

PP, con 33 diputados, y C's no suman mayoría absoluta (55 escaños). Juntos no pueden sacar adelante ninguna iniciativa si no cuentan con el voto de Podemos o PSOE. Lo que aviva la expectación es que si hay una alianza de los dos partidos de la derecha en el Parlamento, el PSOE podría verse aislado, ya que hasta ahora su relación con Podemos, con el que también suma mayoría absoluta, es pésima. Como botón de muestra sirva el rechazo ayer del Consejo de Gobierno a la nueva proposición de ley sobre transexuales del partido morado. El PSOE ha registrado otra en el mismo sentido en la Cámara.

Marín se ha apresurado a aclarar la vigencia del pacto con Susana Díaz. Juanma Moreno, promotor del encuentro con Ciudadanos, insistió ayer que su iniciativa no tiene como objetivo «entorpecer» el pacto PSOE-C's, sino tejer una alianza y poder ejercer juntos «una mayor presión para mejorar nuestra tierra a través de enmiendas y propuestas que generen créditos presupuestarios para políticas sanitarias, educativas, sociales o de empleo». «Será netamente positivo», enfatizó en Málaga.

El PSOE mira con recelos las reuniones, pero se ha contenido tras la muestra de fidelidad dada por Marín a Díaz en el pleno del Parlamento la pasada semana. «La señora Díaz es de fiar», dijo. Una escenificación que no salió gratis al PSOE. Este partido ha dejado caer al concejal expulsado de C's en Vélez Málaga y ha rubricado un acuerdo con el alcalde de Mijas, un exsocialista ahora en C's, para respaldar su gobierno tras romper con el PP el pasado abril.

En este ambiente, el secretario de Política Institucional del PSOE-A, Francisco Conejo, dijo que la reunión de Moreno con Marín forma parte del «diálogo lógico y normal» del arco parlamentario, a lo que los socialistas muestran «respeto».

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, se expresó en el mismo sentido, pero sí advirtió que si el PP «intenta hacer descarrilar la estabilidad en Andalucía», está convencido de que Ciudadanos le va a decir que no. «Ciudadanos se caracteriza por estar dando estabilidad a las instituciones», dijo. Una frase parecida a la del presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, quien insistió en que su pacto con C's goza también de buena salud.