Diario Sur

Una ley del PSOE propone sanciones a los que discriminen a gays y lesbianas

  • Los socialistas registran la iniciativa legal en el Parlamento con la confianza de ser respaldada por el resto de partidos

El PSOE-A registró ayer en el Parlamento andaluz una proposición de ley sobre Igualdad de Trato y no Discriminación por razón de orientación sexual o identidad de género, con la que tratan de situar la lucha contra la discriminación de este colectivo «al mismo nivel que la lucha contra la violencia de género y por la igualdad entre hombres y mujeres», y que además incluye entre sus medidas un régimen sancionador.

En declaraciones a los periodistas tras registrar la iniciativa, la portavoz de Igualdad y Bienestar Social del grupo parlamentario socialista, Soledad Pérez, señaló que la lucha contra esta discriminación «tiene que contar con el mismo compromiso social que hay por la igualdad entre hombres y mujeres y contra la violencia de género».

«Tenemos que ser iguales, no queremos ni más ni menos, igual que lo hicimos entre mujeres y hombres, hoy lo tenemos que hacer por nuestra diversidad», afirmó la diputada para agregar que «no es una ley para los colectivos sino para los andaluces».

Pérez dijo que la propuesta de los socialistas incorpora un régimen sancionador porque «discriminar en Andalucía por cuestión de orientación sexual no puede salir gratis, debe tener castigo y reconocimiento»; además de indicar que busca la implicación de todas las administraciones o que propone la creación de un Consejo de participación LGTB, entre otras medidas.

Señaló que esta proposición de ley «era una norma muy demandada desde 2011, cuando el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero quiso sacar una ley de estas características» pues «era lo lógico tras una conquista como el derecho al matrimonio igualitario. Era una reivindicación socialista histórica desde aquellos años».

No obstante, Pérez lamentó que esa posibilidad «no ha sido viable porque el Gobierno del PP lo ha evitado permanentemente desde entonces». Sin embargo, subrayó que en Andalucía «teníamos un compromiso con el colectivo, hemos trabajado con ellos durante más de un año para que viera la luz la proposición de ley que hoy inicia su camino». Ahora empieza, en palabras de la socialista, «un camino de diálogo» donde hablarán «con las fuerzas sociales y también con todas las fuerzas políticas para conseguir el mayor consenso posible». El PSOE no tiene mayoría absoluta.

«Por identidad, por orientación, donde amarse, quererse y respetarse, sea nuestra principal bandera», ha defendido Pérez antes de agregar que para cumplirlo «no basta con decirlo, tenemos que se proactivos, no basta la neutralidad, debemos posicionarnos contra las manifestaciones homófobas que hemos visto este verano».