Diario Sur

Siete pateras en 24 horas ponen el punto de mira en la 'ruta del Estrecho'

Uno de los miembros de Cruz Roja atiende a los inmigrantes llegados ayer a Motril :: efe
Uno de los miembros de Cruz Roja atiende a los inmigrantes llegados ayer a Motril :: efe
  • Interior cree que la mayor presión en el Mediterráneo desvía el tráfico de inmigrantes hacia las costas andaluzas, pero las ONG lo niegan

La elevada incidencia de rescates de inmigrantes en las últimas horas desconcierta a las Fuerzas de Seguridad, que muestran su preocupación por que sea la confirmación de que ya está aquí la tendencia detectada de una mayor presión migratoria en las costas andaluzas ante las medidas adoptadas en los Balcanes y en las costas italianas. Sin embargo, las ONG que operan sobre el terreno aseguran que no está llegando más gente a las zonas de salida en Marruecos. Es más, incluso se están desviando hacia Libia, donde creen tener más posibilidades de salir.

Tras dos jornadas frenéticas, que concluyeron ayer con el rescate de una patera que había pedido auxilio cerca de Ceuta, con 47 personas a bordo, entre ellas un bebé de dos meses así como dos niños de 5 y 4 años, el repunte de las últimas horas hace pensar más en un relajamiento de las medidas de control por parte de las autoridades marroquíes, según la cooperante de Caminando Fronteras Helena Maleno.

De hecho, no es usual que en 24 horas se hagan a la mar desde Marruecos siete pateras en una sola jornada. Dos fueron rescatadas en el Estrecho, con 7 y 11 personas, cuatro en Alborán, con 52, 31,32 y 44 personas, más la de 47 integrantes que quedó a la deriva y que tras pasar casi 24 horas en el agua fue recogida por la Marina Real marroquí, que durante todo el día se había resistido a intervenir.

En total, los puertos andaluces recibieron a 177 personas, 18 de ellas fueron desembarcadas en Tarifa, 52 en Málaga y 107 en Motril, según los datos facilitados por Salvamento Marítimo.

De la falta de colaboración del reino alaui puede ser un signo el dato de que no quisiera intervenir durante horas en el salvamento de la citada patera con 47 personas. «Ha sido un infierno, explicó Helena Maleno, estaba a 6 kilómetros de la costa marroquí, donde España no podía entrar a rescatar ni ellos actuaban».

Ruta argelina

Los expertos sobre el terreno contradicen a Interior e indican que en Marruecos no se ve más llegada de gente con intención de cruzar hacia Europa, sino al contrario. «Muchos se desvían hacia Libia y los que está aquí van saliendo, y parece que en mayor medida», explicó Helena Maleno. «No hay más inmigrantes, asegura. Sí más gente intentándolo, pero no se aprecian nuevas llegadas, los migrantes se van a rutas más masivas, como la de Libia».

Maleno vincula el aumento del paso de pateras a la relajación del control, junto con otros factores, como el buen tiempo.

No obstante, sí se constata un cambio, la reactivación de una «ruta argelina», que se desvía hacia la isla de Tabarca, cerca de Cartagena y que está integrada por inmigrantes de este país, que cada vez llegan en mayor número a Almería y Murcia. En concreto a Tabarca llegaron tres pateras con un centenar de argelinos y Helena Maleno confiesa su desconcierto por este nuevo circuito, en el que no entran subsaharianos hasta el momento.