Diario Sur

Gas Natural inicia los trabajos en el entorno de Doñana

Maquinaria dispuesta a iniciar los sondeos en Almonte. :: efe
Maquinaria dispuesta a iniciar los sondeos en Almonte. :: efe
  • Podemos reclama la suspensión cautelar del proyecto, aunque la empresa indica ha sido autorizado y está fuera del Espacio Natural

La empresa Gas Natural confirmó ayer que ha iniciado los trabajos de uno de sus proyectos en Doñana, el llamado Marismas Occidental, mientras Ecologistas y Podemos alzaron la voz para pedir que se detenga. La formación morada reclama la paralización a los gobiernos central y autonómico «hasta que no se evalúen los impactos ambientales acumulativos del proyecto Marismas en su conjunto».

No obstante, la empresa precisa que se trata de una actuación situada fuera del Espacio Natural, que desde 2012 está operativo como almacenamiento de gas y que cuenta con todos los permisos, desde la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) en septiembre de 2010 y la Autorización Ambiental Unificada (AAU) otorgadas por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, hasta la autorización administrativa del Gobierno central, en marzo pasado.

El proyecto está considerado urgente dentro de la Planificación Energética Nacional y cuenta con un presupuesto de 200 millones de euros. Creará un centenar de empleos directos y una cifra mayor indirectos y cuenta con el beneplácito de los propietarios de terrenos afectados por los trabajos, indica la empresa, que se han planificado fuera de las campañas agrícolas.

Se lleva a cabo en el término municipal de Almonte y Gas Natural asegura que los dos sondeos exploratorios previstos se van a realizar «desde los mismos emplazamientos donde hoy existen los pozos en activo» y que los 5,2 kilómetros de gasoductos a sustituir discurrirán por el mismo trazado que los ahora existentes. «El objetivo es actualizar las infraestructuras para adecuarlas a las nuevas capacidades», dijo la empresa en su defensa, y añadió que no consolida nueva actividad industrial, ni es especulativo y es compatible conlas actividades de la comarca.

La polémica sigue abierta entre la empresa, que asegura que no hay actividad nueva sobre las existentes desde hace más de 30 años, sin que se haya registrado efectos perjudiciales en el entorno de Doñana, y Ecologistas en Acción, que lo calificó de «barbaridad», Podemos y la propia Junta de Andalucía, que mantiene sus reservas al resto de proyecto.

Gas Natural decidió dividir en cuatro su iniciativa para almacenar, extraer y transportar gas por la zona. Sólo uno ha completado el trámite.

Podemos aseguró que «hemos conocido que durante el mes de junio la Comisión Europea ha solicitado información adicional», en concreto «si se han realizado los estudios geológicos adicionales que la Declaración de Impacto Ambiental exigía o si han sido evaluados los efectos acumulativos del proyecto sobre la RED 2000», dijo la diputada andaluza de Podemos, Mercedes Barranco, que pide ahora que se espere también a la UE para decidir.

Podemos e IU reclamaron un pleno extraordinario sobre el asunto y C's Andalucía también ha anunciado que lo llevará al Parlamento.