Diario Sur

Sevilla, 17 jul (EFE).- El delantero del Betis Sergio León entrenó hoy con normalidad tras superar unas molestias en el empeine de su pie derecho y su compañero de línea, el paraguayo Tonny Sanabria, intensificó su puesta a punto en su proceso de rehabilitación de una operación en el pubis.

El Betis inició hoy una nueva semana de entrenamientos en Montecastillo, en Jerez de la Frontera, tras perder el primer partido de pretemporada ante la Balompédica Linense (1-0) y en las vísperas del encuentro que disputará mañana en Arcos de la Frontera (Cádiz) frente al equipo de la localidad.

En la sesión dirigida por Quique Setién, han participado Sergio León, quien ayer dio el susto al retirarse de la sesión vespertina; y Sanabria ha acelerado el ritmo para estar pronto en plenitud de condiciones a las órdenes del técnico cántabro, con necesidad de efectivos en punta tras la marcha a China de Rubén Castro.

Por otra parte, Cristian Tello, convaleciente de un esguince en su tobillo derecho; y Francis, con una lesión en una uña del pie, se han ejercitado en el gimnasio al margen del grupo, que ha completado una sesión marcada por una alta intensidad, según el club.