Málaga, 17 jul (EFE).- El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado hoy en Málaga durante un encuentro con empresarios del sector agroalimentario que desde el Gobierno defenderán la presencia de las denominaciones de origen en los nuevos tratados de libre comercio que firme la UE, como con Japón y Mercosur.

"Las denominaciones de origen son una muestra de calidad del producto y lo vamos a defender", ha afirmado De Guindos, quien ha augurado que antes de que finalice 2017 se habrá alcanzado un "acuerdo político" entre las instituciones comunitarias y el mercado latinoamericano.

De Guindos ha incidido en que tanto España como otros Estados miembro de la UE tienen una "sensibilidad especial" con las denominaciones de origen, aunque ha precisado sobre el acuerdo con Mercosur que se trata de una negociación "compleja" y ha comentado que el tratado con el país nipón está "a punto".

El ministro ha destacado que el sector agroalimentario español se ha transformado "enormemente" en lo que se refiere a valor añadido, uno de los componentes que ha considerado necesarios a la hora de que las empresas nacionales afronten su internacionalización y la posterior consolidación en los mercados internacionales.

"Ha sido uno de los subsectores que más ha aportado al crecimiento de las exportaciones, ha habido un cambio importantísimo", ha señalado De Guindos sobre la transformación de la industria agroalimentaria que -ha explicado- le ha permitido penetrar en mercados como el europeo, el americano y el asiático.

Ha explicado que para dar "el salto" al exterior es necesario no solo realizar promoción comercial, sino también una búsqueda de calidad adicional que permita diferenciarse del resto de exportadores de productos similares.

El titular de Economía ha destacado que los exportadores de productos y servicios han "sacado" a España de la crisis en momentos "extremadamente difíciles" y ha asegurado que fue la presencia de empresas españolas en los mercados internacionales la "garantía" de que el país "iba a salir".

De Guindos también ha avanzado que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pedirá mañana en su informe anual sobre la economía española que se aborden actuaciones para paliar el "escaso tamaño" de las empresas, uno de los factores que "restringe" las posibilidades de prosperidad.

"Si la escala española fuera similar a la de otros países de nuestro entorno como Alemania, el PIB aumentaría en cuatro puntos", ha indicado De Guindos, quien ha comentado que sin un adecuado tamaño será "muy difícil" que una empresa sea capaz de mantener su presencia en el exterior.

El ministro ha resaltado el papel de Málaga a nivel nacional en exportaciones y ha afirmado que mientras en España se incrementaron en un 10 por ciento en el primer cuatrimestre, Málaga aumentó las ventas al exterior en un 30 por ciento durante este período.