Huelva, 17 jul (EFE).- La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a 18 meses de cárcel a un vecino de la capital onubense por vender cocaína en su domicilio, que fue identificado por la policía como un punto de venda de droga tras ser sometido a vigilancia durante meses.

El fallo judicial, al que ha tenido acceso Efe, considera esta persona como autor responsable de un delito de tráfico de sustancias gravemente perjudiciales para la salud pública y multa de 10 euros, así como al pago de las costas procesales.

Considera probado el tribunal de que al menos desde septiembre de 2015, en la vivienda del condenado, se estaban realizando ventas de cocaína por parte de éste.

Para llegar a esa confirmación se efectuaron diversos dispositivos operativos policiales, que condujeron a realizar incautaciones a diversos compradores de dosis de esta sustancia tóxica.

Los compradores eran interceptados por los agentes de policía, infiriéndose que habían sido adquiridas en la referida vivienda o sus alrededores.

En vigilancias externas de la vivienda y por observación directa, los funcionarios policiales comprobaron que en el inmueble se producía la afluencia al interior de personas para presumiblemente adquirir estupefacientes, que hacían verosímiles las noticias que se tenían acerca de la venta de drogas en aquel lugar.

Las vigilancias comenzaron el 11 de septiembre de 2015, se prolongaron, al menos hasta enero de 2016 y se logró interceptar en este tiempo a varios compradores con dosis de dicha sustancia estupefaciente.

Además resulta probado que el valor total de mercado de las sustancias intervenidas se eleva a 90 euros.