Ceuta, 17 jul (EFE).- El Servicio de Vacunas de la Consejería de Sanidad del Gobierno ceutí ha elaborado un protocolo de vacunación frente al virus del papiloma humano (VPH) en mujeres conizadas por neoplasia cervical, es decir, que hayan sido intervenidas quirúrgicamente en el cuello uterino.

Las pacientes que han sufrido este proceso excisional en el cuello uterino por lesión intraepitelial neoplásica CIN2 o superior tienen mayor riesgo que el resto de la población de persistencia, recurrencia y progresión de la enfermedad, según ha informado el Gobierno ceutí en un comunicado.

La vacunación frente al virus del papiloma se financiará a través de la Ciudad Autónoma, a todas aquellas mujeres que tengan 50 años o más, que estén incluidas en un programa para realizar un proceso excisional o hayan sido intervenidas en los últimos seis meses por lesión neoplásica en el cuello uterino, adenocarcinoma in situ o que presenten un resultado positivo de infección por tipos oncogénicos de VPH.

Para acceder de forma gratuita a la vacunación las usuarias deberán presentar informe de su ginecólogo, en el cual fundamente o motive la petición de vacunación.

De esta forma, la Ciudad amplía la cobertura frente al VPH, desde que hace aproximadamente diez años Sanidad incluyera en el calendario la vacunación para niñas de 12 años, que se administra a las escolares de sexto curso de Primaria, previa autorización familiar.

El virus del papiloma humano (VPH) es el agente causante del cáncer de cuello de útero, de modo que todos los cánceres en esta zona presentan una infección previa por el VPH.

Este virus se transmite por contacto sexual e infecta al área genital tanto de los hombres como de las mujeres (cuello uterino, vagina, vulva, ano y pene) y se estima que al menos un 80 % de las personas sexualmente activas estarán infectadas por el VPH genital en algún momento de su vida.