Diario Sur

Málaga, 17 jul (EFE).- El consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, Javier Carnero, ha animado a las empresas a trabajar junto al Gobierno andaluz por impulsar la industria de la comunidad con los nuevos incentivos por importe de 229 millones de euros, cuyo plazo de presentación de solicitudes ha arrancado hoy.

La Junta ha abierto el plazo para solicitar las ayudas incluidas en sus nuevos programas de incentivos al desarrollo industrial y a la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) empresarial, gestionados por la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), que contará con la referida dotación hasta 2020.

Las ayudas destinadas a incentivar la I+D+i contarán con una dotación presupuestaria inicial de 145 millones de euros (del mencionado montante total) con el fin de potenciar el fortalecimiento de la industria, según Carnero, que ha catalogado estos incentivos como un instrumento destinado a crear "más empleo y de calidad".

El programa de incentivos se incluye en la estrategia industrial de Andalucía 2020 y son de carácter directo y no reintegrable, que priorizan las iniciativas empresariales localizadas en espacios de innovación, las derivadas de la economía social y las impulsadas por jóvenes, mujeres o parados de más de 45 años.

La cuantía variará entre el 15 por ciento y el 50 por ciento del coste total e incluso pueden alcanzar el 70 por ciento si se cumplen unas exigencias adicionales como la generación de empleo indefinido o la creación de filiales con base tecnológica surgidas de grupos de investigación.

Javier Carnero ha comentado que la finalidad de estas subvenciones es "aliviar las dificultades de acceso al crédito de las empresas y centros de investigación" y hacer una "apuesta clara" por el conocimiento.

Retener el talento a medio o corto plazo es imposible hasta que no se "destierren" medidas "cortoplacistas" como la reducción del gasto social o de los costes laborales, ha añadido Javier Carnero.

El consejero ha señalado que actualmente el tejido manufacturero de Andalucía está situado en segunda posición en España y en el puesto 27 en la Unión Europea.

La orden de los incentivos establece como objetivos la creación de actividad económica, la mejora de la competividad de las empresas, que sean proyectos generadores de empleo en potencia, el fomento de la transformación digital de las pequeñas y medianas empresas e incentivar la dinamización empresarial.