Diario Sur

Ceuta, 17 jul (EFE).- El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta ha advertido de que los alimentos para la elaboración de las comidas durante las Fiestas Patronales -previstas del 1 al 6 de agosto- sólo se podrán comprar en Ceuta o en la península y no se podrán traer desde Marruecos.

La Consejería de Sanidad del Gobierno ceutí ha hecho público los requisitos técnicos e higiénicos sanitarios que deberán cumplir los establecimientos que sirvan comida en la Feria del presente año, en torno a 45 casetas.

Los responsables de los establecimientos que sirvan comidas preparadas garantizarán la supervisión y la instrucción o formación de los manipuladores de alimentos en cuestiones de higiene alimentaria, de acuerdo con su actividad laboral, debiendo presentar la documentación que le acredite.

Los alimentos que se sirvan en la Feria deben adquirirse exclusivamente en establecimientos autorizados de Ceuta o de la Península y está prohibido comprar a vendedores ambulantes.

Además, se aconseja que pidan facturas de los productos alimenticios adquiridos para se pueda justificar a efectos de control ante los servicios sanitarios.

Del mismo modo y como cada año, los alimentos se almacenarán atendiendo a su naturaleza, perecederos o no, en refrigeración, congelación o a temperatura ambiente.

También está prohibido guardar comidas de un día para otro, como elaborar mayonesa o cualquier otro tipo de preparación con huevo crudo que no sufra un tratamiento térmico posterior mientras que las tortillas de patatas y los revueltos se harán según demanda de la clientela, "nunca con antelación y siempre con el huevo bien cuajado".

El Gobierno ceutí también recuerda que el aceite de las freidoras tendrá que cambiarse "con frecuencia" para evitar la acumulación de los compuestos polares responsables del mal olor y del mal sabor en los alimentos fritos, así como de tener consecuencias negativas para la salud.