Sevilla, 17 jul (EFE).- El PP andaluz ha acusado a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de utilizar a los funcionaros "como rehenes para el electoralismo" en la polémica sobre la jornada de 35 horas para el sector público y ha criticado que no haya querido dialogar a pesar de la "predisposición" del Gobierno central.

La secretaria general del PP-A, Dolores López, ha asegurado en rueda de prensa que su partido está a favor de la jornada de 35 horas semanales "pero cumpliendo la ley" y se ha mostrado segura de que el Gobierno la implantará cuando "sea posible".

Ha defendido que el Gobierno siempre ha tenido predisposición al diálogo, pero Díaz "lo ha rechazado porque no le interesaba" y porque quería "hacer otra batalla más sin pudor" en la que ha "utilizado" a los funcionarios.

López ha indicado que ha sido la presidenta la que ha querido que el plazo máximo para recurrir la jornada ante el Tribunal Constitucional expirase "porque a ella no le interesaba el diálogo".

Ha emplazado a Díaz a poner "al día" los concursos de traslados tras cuatro años de retraso, a poner en marcha la ley de función pública, a terminar con la "usurpación" de funciones y a garantizar la estabilidad de estos trabajadores, "si es verdad que le preocupan los funcionarios".

Además, ha mantenido que el Gobierno central ha llevado a cabo la mayor oferta de empleo público y ha opinado que "se trata de trabajar, no de pelear".