Ceuta, 16 jul (EFE).- El cantaor Miguel Poveda ha lamentado que en España "todavía arrastramos complejos" frente al flamenco, y ha asegurado que "falta compromiso" para darle una mayor difusión en medios públicos y ayudar a los principiantes.

En una entrevista con Efe, ha dicho que "hay que apostar por el flamenco en las televisiones públicas, las radios o programas especializados, y sobre todo, en ayudas para artistas que empiezan y también a los mayores, que son el tronco del saber y parece que no se les tiene muy en cuenta".

Tras su actuación anoche para poner el broche al "Festival de Flamenco" de Ceuta, Poveda (Barcelona, 1973) ha comentado que "aún quedan muchos tirones de oreja a los Gobiernos y a las instituciones para que le presten el caso que merece esta música, como hacen en otros países".

Con trece discos en el mercado y a punto de cumplir treinta años de carrera, Miguel Poveda afirma que "treinta años es un número que no se corresponde con la sensación que tengo", que es "la de estar empezando, por la ilusión, la vocación o porque cada vez te das cuenta de que hay más por aprender".

"Profesionalmente, me veo como si estuviera empezando cada día, sobre todo porque siempre aparece gente que canta muy bien y que toca muy bien la guitarra", ha indicado antes de destacar a cantaores como Rancapino Chico, Pedro el Granaíno, Jesús Méndez, Argentina o Rafael Utrera.

"Cuando convives entre esas 'fieras', te das cuenta que hay mucho que seguir aprendiendo", ha apostillado.

La tradición, por tanto, está asegurada con la generación actual. "Que haya cantaores jóvenes que sigan en la lucha de lo tradicional me encanta, porque yo tengo escapadas a otros lugares porque soy artista al que le gusta nadar en la diversidad de otras músicas, pero no dejo de reconocer que mi música de base es el flamenco".

Por ello, ha valorado los jóvenes que "siguen en esta línea, porque hubo unos años de despiste".

Poveda afirma que está muy satisfecho de su apretada agenda de eventos: "El trabajo siempre está ahí y si no, lo invento", ha dicho antes de indicar que, además de sus actuaciones en el escenario, siempre está en su casa "escuchando, inventando o ensayando" para superarse y "crecer día a día en conocimiento".

El 25 de julio el artista se subirá al Gran Teatro del Liceu de Barcelona, con el espectáculo denominado "Miguel Poveda y amigos", para recaudar fondos para la investigación contra el cáncer.

Está previsto que participen Ana Belén, Niña Pastori, María Terremoto, Pedro Guerra, Manuel Carrasco, Vanesa Martín, Ara Malikian, Eva Yerbaguena o Antonio el Pipa, junto a la "sorpresa de artistas que estarán de otra forma".

El cantaor ha valorado que existan festivales de flamenco como el de Ceuta, que cumple su edición número cuarenta y seis. "Han pasado muchos años y cantaores en la lucha por el flamenco y, por ello, agradezco esa constancia y esa afición para mantener este festival".

"Me impone actuar porque recuerdo que me pasaron grabaciones en directo del año 1972 de Antonio Mairena en un festival en Ceuta y siempre recuerdo esa fecha y esos cantes que tanto me han enseñando y que me siguen enseñando cada vez que los escucho", ha concluido.