Córdoba, 23 jun (EFE).- El vicedecano de Investigación y doctorado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UNED, Carlos Echeverría, ha afirmado hoy que a los yihadistas "les viene bien la islamofobia, porque germina sus planteamientos y presenta un mundo cristiano hostil al Islám".

Echeverría ha participado en la I Cumbre de Córdoba de Seguridad, celebrada bajo el título "Retos de la prevención del extremismo violento", y ha charlado con Efe sobre los efectos del yihadismo y la islamofobia en la sociedad occidental actual.

A su juicio, la mejor manera de combatir esta problemática está en, por un lado, confrontar a la ideología yihadista "a lo largo y ancho del mundo", y por otro, luchar contra la islamofobia, porque ambas ideologías "son hostiles" y suponen una victoria para el islamismo radical.

"Afortunadamente lo que hemos visto en Londres y Canadá, que es deleznable, es anecdótico. Pero los islamistas la buscan con su violencia tan extrema, y, si esa sensatez no se impone, puede medrar entre la ciudadanía no musulmana un sentimiento de rechazo o cuanto menos de recelo", ha manifestado este experto, que define al yihadismo como "una amenaza para el mundo islámico, ante todo".

De hecho, ha especificado que dentro del Islám hay corrientes que, "sin ser radicales y abrazar el terrorismo, en alguna medida permiten su expansión", lo que supone "un dilema diario" para los musulmanes.

Se trata, según indica, de los llamados "islamistas moderados", como el Wahabismo de Arabia Saudí, que "divide el mundo en buenos y malos y obliga a otros a dar el salto a la violencia".

Violencia yihadista que, para Echeverría "tiene una gran capacidad de mutación y de adaptarse a las circunstancias, además de buenos estrategas", como demuestra el hecho de que se haya dirigido el foco de atentados al Reino Unido "Pre Brexit" que vendía, entre otras virtudes, la seguridad y la inmigración como uno de los motivos para salir de la UE.

"El yihadismo ya está dentro. El que el Reino Unido salga de Europa no cambia nada. Magma yihadista ya lo hay en casa, y, de hecho, los perfiles de quienes han atentado históricamente son británicos de origen paquistaní, a quienes el Brexit no les afecta", detalla el doctorado, que recuerda que Gran Bretaña fue también un "paraíso en términos de concesión de estatuto de refugiado político, a gentes muy variadas, como islamistas radicales".

Por esto mismo, advierte, "sin ánimo de alarmismo" de que España no sólo no está fuera del radar del islamismo radical, sino que éste ha convertido el mito de Al Andalus en "un referente para el combate".

Según Echeverría, el yihadismo ha instrumentalizado este mito y han convertido aquella tierra que "fue fertilizada por el Islám" en un territorio a recuperar, lo que en términos ideológicos supone "una amenaza".

Y lo hacen, añade este experto, obviando la historia real de Al Andalus, y con una "fijación permanente" que es preciso denunciar y desmontar, porque el yihadismo ha "convertido el mito en un referente para el combate".

"El hecho de que no se hayan producido atentados no significa que no se hayan intentado. No se producen porque la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado y los servicios secretos permiten evitarlo. Pero existe la intención, y se ve constantemente en la propaganda de Daesh y Al Qaeda", concluye Echeverría.