Melilla, 19 jun (EFE).- La reparación del edificio de viviendas Averroes está previsto que comience el 3 de julio con un plazo de ejecución hasta el 26 de noviembre, según ha informado hoy el consejero de Fomento, Javier González.

El pasado sábado se produjo un nuevo desprendimiento en la fachada, en un tramo de 20 metros de largo por seis de ancho, pero sin ocasionar "ninguna desgracia personal", ha indicado el consejero en rueda de prensa.

González ha recordado que la zona estaba vallada, tras los anteriores desprendimientos, que comenzaron en 2015, y los bomberos han comprobado que no existe peligro para los vecinos.

No obstante, este lunes se han desplazado desde Málaga técnicos de una empresa especializada en patologías en construcciones, para revisar de nuevo las viviendas y determinar si es necesario apuntalarlas, ha comentado el titular de Fomento.

La causa del nuevo desprendimiento han podido ser los cambios de temperaturas de los últimos días, ha apuntado, y se colocarán "testigos de yeso" en las ventanas para comprobar si se producen fisuras.

Asimismo, ha indicado que aunque la primera fase de la reparación está adjudicada desde abril, la empresa valenciana CSA Licitaciones Obras y Servicios no ha podido iniciar las obras en mayo como estaba previsto por la dificultad de encontrar en Melilla materiales similares a los originales.

No obstante, la empresa comunicó la pasada semana que comenzará los trabajos en julio, con un "plazo legal" de ejecución hasta el 26 de noviembre, ha señalado.

El consejero ha asegurado que la segunda fase podría salir a licitación en el cuarto trimestre de este año, para dar continuidad a esta primera, en la que "lo normal" es que la empresa asuma también la reparación de los desprendimientos del sábado.

Al respecto, ha dicho que este tipo de obras incluyen un porcentaje de hasta el 10 por ciento a mayores por imprevistos.

El edificio está pendiente de reparación desde que en junio de 2015 se desprendiera parte del exterior de las viviendas, tras dos años de trámites para adjudicar las primeras obras, con un presupuesto de 131.767 euros y un plazo de ejecución de siete meses.

Según Fomento, existe un acercamiento con Dragados, empresa que construyó las viviendas, aunque ha advertido de que el acuerdo económico sobre indemnizaciones será complicado.