Diario Sur

Ceuta, 19 jun (EFE).- Las autoridades de Marruecos han solicitado a la Delegación del Gobierno restringir el paso diario de personas por el paso comercial del Tarajal II, de modo que se separe a los hombres de las mujeres por motivos de seguridad.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta han confirmado a Efe que Marruecos ha pedido que los lunes y los miércoles de cada semana únicamente entren mujeres y que los martes y los jueves sólo sean hombres.

Esta medida ha comenzado a aplicarse hoy y ha posibilitado el paso de unas 1.500 mujeres que se dedican al comercio transfronterizo entre los dos países.

La segregación por sexos de los porteadores que a diario cruzan la frontera hacia las instalaciones de los polígonos comerciales del Tarajal se realiza por motivos de seguridad debido al elevado número de personas que se dedican cada día a esta actividad.

Las autoridades marroquíes pretenden con esta medida aliviar la presión que vienen sufriendo desde hace semanas en su parte de la frontera y que ya han producido varias avalanchas que han obligado al cierre del paso.

El Tarajal II permaneció cerrado la mayor parte del tiempo durante la pasada semana ante la incapacidad de Marruecos para controlar al elevado número de personas que a diario se concentraban para acceder a Ceuta por el paso peatonal.

El Tarajal II es un paso situado junto a la frontera del Tarajal que está dedicado exclusivamente a la salida de Ceuta de las mercancías que adquieren en la ciudad y que son cargadas por los porteadores.