Diario Sur

Huelva, 19 jun (EFE).- El exalcalde de Aljaraque (Huelva), Juan Manuel Orta (PP), que se enfrenta a 5,6 años de cárcel por un delito contra la Hacienda Pública y otro continuado de falsedad en documento mercantil, ha ratificado en la vista ordenada repetir por el Tribunal Supremo, la declaración que realizara en abril de 2015.

Orta ya fue absuelto en este procedimiento por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva, si bien el Supremo la anuló y ordenó repetir el juicio al entender que había de tenerse en cuenta las escuchas telefónicas anuladas por el tribunal sentenciador y considerar "un patente error" la decisión de éste de declarar la prescripción del delito continuado de falsedad.

La causa es consecuencia de una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción en Madrid presentada en enero de 2007 por el empresario y exmilitante del PP Rafael Barroso, en la que acusaba a Orta y Pino del presunto cobro de comisiones ilegales a cambio de licencias de obra y convenios urbanísticos.

En su declaración, Orta, como ya hiciera en el anterior juicio, se ha negado a responder a las preguntas de la Fiscalía, y ha reconocido, en relación a su trabajo en su empresa Talleres Finanzas S.L., que "cobraban facturas en negro, que no declaraban", si bien, ha precisado que "no es algo inusual" en el mundo empresarial.

Desvinculando en todo momento su actividad empresarial y la de regidor, ha señalado que el origen de la denuncia que dio pie al procedimiento es "un misterio" y que "nunca quiso tener relación con la persona que la interpuso", alguien del que ha dicho "odiaba al Ayuntamiento porque se le habían negado muchas cosas".

Con menos memoria que hace dos años, ha señalado, en relación a sus ingresos en 2004, que obtuvo los percibidos como alcalde, como socio de Taller de Finanzas y por aportaciones de familiares.

Su socio, A.V.G., también acusado en la causa, ha coincidido con Orta, como ya ocurriera en 2015, al manifestar que ingresaba, por parte de la empresa, dinero negro que no declaraba.

Ambos han destacado que han sido objeto de varias inspecciones por parte de Hacienda que, según ha indicado el exalcalde, no llegaron a concluirse por el procedimiento, en las que "se estaban llegando a conclusiones que yo acepté, había entradas y salidas que no se podían justificar".

Por su parte, el tercer acusado en la causa, Casto Pino, como en el primer juicio, también se ha acogido a su derecho a no declarar.

El juicio continuará mañana, jornada en la que está prevista la declaración de testigos propuestos por las diferentes partes.