Sevilla, 19 jun (EFE).- La gestión de las fianzas por arrendamiento de viviendas y para uso distinto del de vivienda se ha incrementado en los últimos cuatro años un 39 % en Andalucía, desde los 40 millones de euros depositados en 2013, a los 55,7 millones que se registraron en el ejercicio de 2016.

Desde 2013, la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) ha sido el órgano gestor de los ingresos y de los gastos presupuestarios que genera la gestión de los contratos de alquiler de particulares.

La secretaria general de Vivienda, Catalina Madueño, ha destacado en un comunicado de la Consejería de Fomento y Vivienda "el valor de la gestión de estas fianzas por la Administración autonómica, al ser un instrumento que aporta seguridad y refuerza las garantías de arrendatarios e inquilinos, además de suponer una fuente de recursos públicos para avanzar en las políticas públicas de vivienda".

Además Madueño ha subrayado "la óptima gestión que está realizando AVRA en esta materia desde que asumió estas funciones, mejorando dicha gestión e incrementando notablemente la cuantía de estas fianzas".

Según el comunicado, desde que AVRA asumió tal atribución, se ha planteado como objetivo el incremento a corto y medio plazo del volumen de depósitos constituidos.

Con ello se pretende reducir la economía sumergida relacionada con estas fianzas y propiciar la generación de recursos presupuestarios destinados a mejorar la gestión en vivienda.

La gestión integral de las fianzas abarca las tareas de tramitación del depósito en los contratos de arrendamientos y suministros, el control y registro de los depósitos y las actuaciones ligadas a la inspección y tramitación de las correspondientes sanciones.

Todo ello ha estado regido por los dos tipos de fianzas que existen: las de régimen general para los contratos de alquiler de vivienda o de uso distinto a vivienda y las de régimen concertado para las empresas que suministran agua, gas y electricidad para arrendadores cuyas fianzas superen los 30.000 euros.

Los resultados de la gestión de fianzas de régimen general, según el comunicado, ha aumentado desde 2013 13,2 millones de euros, y han pasado de 29,6 millones a 42,8 millones registrados el pasado año.

En el régimen concertado, las cifras a nivel regional también han registrado un incremento, de 10 millones depositados en 2013 a 12,8 millones el pasado ejercicio 2016.

La mejora de la gestión en el régimen concertado se refleja en la tarea de informatización de todos los contratos de cada concierto, lo que no se había realizado con anterioridad a 2014.