Diario Sur

Huelva, 19 jun (EFE).- La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha abogado hoy por el "diálogo y el consenso" con los profesionales sanitarios y la ciudadanía como "vía a seguir" en todas las provincias para que "los cambios que se están realizando en la sanidad andaluza redunden en la mejora de la calidad".

Así lo ha indicado en declaraciones a los periodistas en Huelva, donde ha visitado la nueva unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Pediátricos y de Cuidados Intermedios Pediátricos del Hospital Juan Ramón Jiménez.

La consejera ha señalado que "la situación en cada provincia es diferente" pero "en todas ellas existen ya grupos de trabajo con representantes de todos los interlocutores que intervienen en Salud para poner los problemas encima de la mesa y buscar soluciones que, poco a poco, se van haciendo realidad".

"La vía que hay que seguir es la del diálogo y consenso, para así, poder dar respuesta, de la mejor forma posible, a esas reivindicaciones a las que nos debemos".

Se ha referido a uno de los temas que "preocupa mucho" a la población, como es el tema de las demoras en las listas de espera, principalmente en las de intervenciones quirúrgicas, señalando que "en la mayoría de los centros se han tomado ya medidas en este sentido para acortarlas, detectándose en algunos casos ya un aumento en consultas e intervenciones; se están, además priorizando los procesos más urgentes y trabajando para mejorar la continuidad asistencial y la comunicación entre la asistencia primaria y la especializada".

"Es un punto importante que preocupa a la población en el que se está trabajando y en el que ya tenemos resultados que nos permitirán, si seguimos avanzando en esta línea, respetar los decretos establecidos en este sentido", ha dicho.

Con respecto a la UCI Pediátrica y la Unidad de Cuidados Intermedios Pediátricos del Juan Ramón Jiménez, ha indicado que "supone un paso importante en la mejora de la asistencia a la población pediátrica en Huelva y un punto de inflexión importante dentro de la línea en la que se está trabajando en este centro de ampliar la cartera de servicios de forma global".

En este sentido, ha destacado que con su puesta en marcha "se evitarán en torno a 600 desplazamientos anuales de pacientes pediátricos a hospitales de otras provincias".

Junto a estas unidades, ha resaltado también la ampliación del aislamiento en la unidad de onco-hematología, o el hecho de que se vaya a montar ya la unidad quirúrgica o de que se esté trabajando en la construcción de un hospital materno-infantil, que se espera comience en 2018.