Melilla, 18 jun (EFE).- La responsable de la gestora del PSOE en Melilla, Gloria Rojas, ha subrayado hoy que "se abre paso" un partido socialista renovado para liderar el cambio que propicie un gobierno socialista en España y en la ciudad.

"El país y Melilla piden cambio y la ciudadanía está poniendo sus ojos en nosotros, así que el Partido Socialista está llamado a liderar ese cambio", ha defendido Rojas al término del 39 Congreso Federal de PSOE en Madrid.

La también portavoz socialista en la Asamblea de Melilla ha recalcado, en un comunicado, que "el nuevo PSOE se abre paso y es el PSOE de siempre, el que nunca tuvo miedo al cambio y que siempre lideró el cambio".

"Desde hoy hay un nuevo PSOE, preparado para afrontar mejor los problemas y retos a los que se enfrenta nuestra sociedad", ha reiterado tras el congreso que ha proclamado como secretario general a Pedro Sánchez, con quien Rojas se ha reunido durante esta cita en la capital de España.

"Vamos a trabajar sin descanso para ponerle punto final esta etapa negra del PP", ha aseverado, al defender que los socialistas representan "la alternativa del PP, porque somos modelos antagónicos e incompatibles".

El nuevo Comité Federal del PSOE, máximo órgano entre congresos de los socialistas, ha elegido entre sus miembros a Francisco Vizcaíno, también diputado en la Asamblea de Melilla.

Ceuta y Melilla, no obstante, no tienen representantes en la Ejecutiva nacional del partido.

Los socialistas de Melilla han contado con un único delegado en el congreso de este fin de semana, Mari Paz Ojeda, elegida por unanimidad de los afiliados en la ciudad.

No obstante, Rojas, Vizcaíno y otros representantes de los socialistas melillenses también han asistido.

El mes pasado la responsable de la gestora se mostró partidaria de celebrar cuanto antes el congreso que acabe con la "interinidad" del partido en Melilla, un día después de las primarias en las que Sánchez consiguió un 64 por ciento de los votos en la ciudad.

Rojas está al frente de la gestora desde que se puso en marcha en 2015 para dirigir el partido hasta que se celebre el congreso, tras la dimisión del entonces secretario general, Gregorio Escobar, por un caso de supuestas irregularidades en el voto por correo.