Ceuta, 18 jun (EFE).- El Ministerio del Interior ha descartado la posibilidad de incorporar drones para la vigilancia del perímetro fronterizo entre Ceuta y Marruecos, cuya posibilidad se había barajado por el departamento ministerial.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta han indicado a Efe que Interior ha estudiado esta posibilidad pero se ha descartado como consecuencia ante la falta de operatividad de esta medida y su dificultad de implantación.

Los vientos en la zona es una de las dificultades para la incorporación de esta tecnología, que se había barajado a raíz de los asaltos masivos al vallado fronterizo producidos a principios de este año.

El Ministerio del Interior ha estimado que los drones no son operativos y ya estudia otras medidas para reforzar la vigilancia en el perímetro.

En estos días se está procediendo a la reparación del vallado exterior del perímetro fronterizo que separa Ceuta de Marruecos, el cual se ha visto dañado por los asaltos de inmigrantes subsaharianos en grupo que se han producido en los últimos meses.

La Delegación del Gobierno en Ceuta ha confirmado que la reparación afecta a los lugares de los 8,2 kilómetros de perímetro fronterizo terrestre con el país marroquí que se han visto afectados por estos asaltos.

Asimismo, se está procediendo a una revisión integral de todas las cámaras de seguridad de la frontera y está previsto el inicio en el mes de julio de las obras de reparación del espigón marítimo de la frontera norte de Benzú, con la intención de dificultar los accesos por la vía marítima.

La última entrada en grupo en Ceuta se produjo el pasado día 20 de febrero cuando 356 inmigrantes subsaharianos consiguieron acceder a la ciudad de un grupo de unas 600 personas que protagonizaron la entrada masiva.

Tres días antes, el 17 de febrero, otros 498 subsaharianos de 750 que lo intentaron habían entrado mediante el mismo método.

Estas dos entradas hicieron que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) llegara a acoger a 1.200 personas, a pesar de estar habilitado para 512 plazas, lo que motivó incluso la instalación de tiendas de campaña en las inmediaciones del CETI para dar cabida a esta situación.