Diario Sur

Melilla, 18 jun (EFE).- La Asociación de Comerciantes de Melilla (Acsmel) ha lamentado hoy su exclusión de una próxima reunión para abordar la situación del comercio en la frontera con Marruecos, que la semana pasada fue a la huelga en la ciudad en protesta por la reducción horaria del paso de porteadores con bultos de mercancías.

"No entendemos que la próxima reunión del día 20 se produzca sin uno de los actores implicados en la problemática fronteriza, cuando Acsemel es el más importante y que mejor conoce la realidad que vive el comercio de nuestra ciudad", ha criticado este colectivo en un comunicado.

Acsemel ha reiterado que desde hace tres años espera una reunión con el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani.

"No entendemos esta discriminación negativa hacia nuestra asociación", ha manifestado.

Acsemel ha añadido que una nueva "plataforma" de reciente creación se reunirá ese día con el delegado del Gobierno, junto a la patronal CEME-CEOE, mientras este colectivo lleva "tres años a la espera".

Los comercios junto al principal paso fronterizo con Marruecos cerraron del miércoles al viernes de la pasada semana en protesta por la restricción en tres horas menos del paso de portadores, establecida desde el 5 de junio por la Delegación del Gobierno.

Al día siguiente del inicio de la huelga El Barkani declaró que la medida "no va contra nadie" y es imprescindible para evitar que "colapsen la ciudad".