Cádiz, 20 may (EFE).- Unas 200 personas han participado ante las cárceles de El Puerto de Santa María (Cádiz) en una de las marchas convocadas por la iniciativa Kalera Kalera bajo el lema 'Maite zaituztegu' (Os queremos) en demanda de una "solución" para los presos de ETA que permanecen en prisiones de Francia y España.

"Hemos querido estar en las cárceles más alejadas de Francia y España", ha explicado a Efe Ibón Arbulu, representante de Sortu en Bizkaia, quien ha sido el encargado de intervenir en el acto ante la cárcel de Puerto III, acto que se ha repetido en Curis (A Coruña), Picassent (Valencia) y Roanne, Fleury y Saint Maur, en Francia.

"Nos hemos dirigido a ellos con el doble mensaje de comunicar al conjunto de presos políticos que los queremos y que los queremos en la calle porque son activos importantes para superar el conflicto político y para el proceso de construcción nacional de nuestro país", ha señalado Arbulu.

La marcha, en la que han participado 25 autobuses con un total de 1.000 personas, cinco de los vehículos con 200 personas en El Puerto, llega "en un contexto especial, en pleno debate colectivo sobre los presos políticos y por el reciente desarme de ETA, desde el 8 de abril", según el representante de Sortu.

"La izquierda abertzale se compromete a respetar los resultados de ese debate, con las aportaciones dirigidas a superar el conflicto político y dirigidas a impulsar el proceso independentista de Euskal Herría".

"Desde el 8 de abril no caben excusas y es necesario poner encima de la mesa como una prioridad el conflicto de los presos políticos con la colaboración de los propios presos, las instituciones y los movimientos sociales", ha señalado Arbulu para quien la política de dispersión de presos ha sido "un fracaso" y también "una estrategia criminal que ha supuesto mucho sufrimiento".

Ha cifrado en 16 los muertos en cárceles y en carretera por el "destierro" de muchas familias con una política que "ha conculcado derechos de los presos vascos con el objetivo de romper vínculos de afecto entre los presos y su entorno humano y político, además de castigar severamente a sus familias".

Sortu cifra en 338 los presos vinculados a ETA que continúan en cárceles de Francia y España.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han custodiado el desarrollo de la marcha y ha identificado a algunos de los asistentes, hecho que, según Arbulu, "servirá para que nos envíen las multas pertinentes, que asumimos con total deportividad".