Sevilla, 20 may (EFE).- La sevillana María Salmerón, condenada a cuatro meses de prisión por incumplir el régimen de visitas de su hija con su exmarido e indultada posteriormente, ha considerado que la sentencia del Tribunal Supremo que rechaza un recurso sobre su indulto "deja retratados a los machistas".

En declaraciones a Efe, Salmerón se ha referido a una sentencia que rechaza que una asociación de hombres que se consideran víctimas de la ley de violencia de género esté legitimada para impugnar el indulto que el Gobierno le concedió.

Su exmarido fue condenado a 21 meses de cárcel por los malos tratos físicos y psicológicos que infligió a la mujer quien, tras la separación, se negó en repetidas ocasiones a cumplir el régimen de visitas, lo que le supuso a Salmerón varias condenas, la última de las cuales fue la pena de cuatro meses por desobediencia a los tribunales de la que fue indultada.

Para Salmerón, se trata de una sentencia que es "una victoria de todas las víctimas, otro pasito más en la lucha de las mujeres, frente a las que las asociaciones machistas se han quedado retratadas".

No obstante, ha recordado que todavía queda otro recurso contra el otro indulto presentado por la misma asociación, AVILEGEN.

Ha dicho que confía en que el nuevo recurso también sea rechazado porque "la sociedad nunca les va a dar la razón, en eso tenemos que estar fuertes y tener dos dedos de frente".

Ese indulto del que ahora se ha rechazado el recurso se produjo el pasado 22 de julio de 2016, cuando el Gobierno conmutó pena de cuatro meses de prisión por 30 días de trabajo en beneficio de la comunidad, con la condición de que abonase las responsabilidades civiles y no reincidiera.

La Asociación de Víctimas de la Ley de Violencia de Género (AVILEGEN), a la que pertenece el exmarido de Salmerón, impugnó a través de un recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo el citado indulto.

El Supremo ha cerrado la posibilidad de ingreso en prisión de Salmerón, al no entrar a estudiar el fondo del asunto, porque considera que ni de los estatutos de la citada AVILEGEN, ni de su actuación hasta el momento en el seno del proceso, puede deducirse que tenga un interés legítimo en la causa.