Diario Sur

Huelva, 19 may (EFE).- La Consejería de Medio Ambiente ha transformado en sancionador el expediente informativo abierto ayer contra Nueva Tharsis y Ormonde España, propietarios de los derechos mineros y del terreno respectivamente, de la mina La Zarza por el vertido de aguas mineras al río Odiel.

El delegado del Gobierno andaluz en Huelva, Francisco José Romero, ha confirmado este extremo en declaraciones a los periodistas en la corta de la mina de La Zarza (Huelva), donde ha girado una visita este mediodía para conocer los trabajos de sellado de la fuga.

Ha explicado que la decisión de transformar el expediente ha sancionador se ha producido por la afectación causada al medio ambiente, que, si bien, "habrá que esperar para poder ser concretada".

En cuanto al volumen de aguas mineras que han podido llegar al río por esta fuga, ha indicado que "en estos momentos los técnicos se están centrando en solucionar dicha fuga", por lo que "será posteriormente cuando se analice cuál es la cantidad vertida al objeto de certificar cuánta ha ido al medio natural".

La finalidad de esto último es "mantener a lo largo de las próximas semanas el seguimiento iniciado en el día de ayer en relación con la calidad de las aguas para, en caso de ser necesario, tomar las medidas oportunas".

Romero ha recordado que él mismo decretó ayer el Nivel 1 del Plan de Emergencia Territorial de Andalucía después de que los técnicos de Medio Ambiente e Industria constataran la fuga y la afección al medio ambiente causada por estas aguas que "si bien originariamente son de lluvia, evidentemente están en una zona de corta minera", y ante la inactividad de los propietarios de los terrenos y de los derechos mineros.

Asimismo, ha precisado que la afectación sobrepasa al municipio de Calañas, donde se encuentra La Zarza, ya que el agua va corriendo hacia otros municipios por los que pasa el río Odiel.

A partir de esa declaración se abre la posibilidad de actuar con todos los recursos públicos y privados para atajar de la forma más urgente la fuga, ha apuntado, abundando en que con los trabajos ejecutados durante toda la noche se ha logrado disminuir el caudal de la fuga un 75 %.

"El objetivo es reducirlo al 100 % lo antes posible, para ello los técnicos están barajando la posibilidad de usar otro tipo de material que no sea la arcilla, utilizada hasta ahora, que sea más contundente, como el hormigón", ha concluido.