Málaga, 19 may (EFE).- La Junta de Andalucía ha iniciado el procedimiento para inscribir como Bien de Interés Cultural (BIC) el acueducto de la Fuente del Rey, una obra del siglo XVIII impulsada por Felipe V que se encuentra entre Málaga y Alhaurín de la Torre, según ha anunciado hoy la delegada de Cultura, Monsalud Bautista.

El acueducto o cañería de la Fuente del Rey es un paramento de hormigón rematado, ya sea en sección semicircular o piramidal, y de gran solidez al estar construida con mampostería trabada con un mortero de cal, que infiere a la estructura gran dureza, ha indicado la Junta de Andalucía en un comunicado.

Bautista ha explicado que en el expediente de declaración de BIC iniciado se recoge que este acueducto es una espectacular obra de ingeniería, que a lo largo de los años ha dejado una fuerte impronta en el paisaje y que muestra como la acción del hombre ha modificado sustancialmente el territorio para adaptarlo a sus necesidades.

Pese a estar inconclusa, esta construcción aporta información relevante sobre la obra pública del siglo XVIII y sobre el saber técnico de los arquitectos e ingenieros de la época, algo que se demuestra en la gran documentación conservada, que incluye documentos de archivos e incluso la planimetría de los diferentes proyectos.

Según Bautista, es una obra de ingeniería propia de la época moderna, que sustituye a otros sistemas de captación de aguas y que constituye un testimonio de una época de esplendor económico para Málaga con el auge de la agricultura, la llegada de comerciantes y la activación de las dos obras claves de la ciudad: el puerto y la catedral.

En el acueducto Fuente del Rey participaron arquitectos de la talla de Martín de Aldehuela y en el impulso de su construcción intervino el propio monarca Felipe V, que ordenó que se buscara arquitecto para continuar las obras después de la muerte de Martínez de la Vega en 1733.