Melilla, 19 may (EFE).- La Guardia Civil mantiene un operativo de búsqueda de un inmigrante tras haber rescatado a 24 subsaharianos de una patera que naufragó en el mar en Melilla, de los que cinco han sido atendidos en el hospital con síntomas de ahogamiento, y dos de los guardias civiles que les han salvado han sufrido lesiones.

Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla, algunos de los inmigrantes rescatados han asegurado que había uno más en la embarcación, por lo que buceadores de este cuerpo han realizado durante horas inmersiones en el mar hasta 30 metros de profundidad.

Aunque todavía no está confirmado si realmente iba otro inmigrante más y la búsqueda ha sido por ahora infructuosa en la zona donde se ha hundido la embarcación, continúa activado el dispositivo, ha destacado en un comunicado.

La patera ha sido avistada hacia las 14.45 horas a una milla del puerto de Melilla por dos guardias civiles del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) que practicaban pesca deportiva en una embarcación particular y han alertado a la Comandancia.

Los guardias han advertido del riesgo de que se hundiera por el elevado número de inmigrantes que iba en la patera, una embarcación de fibra, y ha llegado rápidamente una lancha del GEAS, según la Guardia Civil.

Cuando se aproximaba la embarcación de la Guardia Civil, la patera se ha escorado y se ha hundido, con lo que sus ocupantes quedaron en el agua "en una situación muy complicada", ya que "literalmente desaparecían bajo las aguas" mientras pedían socorro, según el comunicado.

"Con gran esfuerzo y en pocos minutos", ha añadido, los cuatro guardias civiles que iban en la lancha, ayudados por los compañeros que habían avistado la patera, lograron subir a la embarcación del GEAS a los inmigrantes, todos ellos varones de origen subsahariano.

Muchos de ellos presentaban síntomas de ahogamiento y se encontraban en mal estado por haber tragado mucha agua, por lo que una vez llevados al puerto deportivo de Melilla han sido atendidos por Cruz Roja, que ha trasladado a cinco de ellos al Hospital Comarcal de la ciudad.

Fuentes de la Guardia Civil han informado a Efe de que dos de los guardias han sufrido lesiones de distinta consideración por el "sobresfuerzo" en el rescate, pese a tratarse de nadadores y buceadores experimentados.

El resto de los rescatados han sido llevados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad.

El rescate se ha producido en la zona de Aguadú, la más al norte de Melilla.

La última patera que llegó a Melilla fue el pasado 6 de mayo, cuando la Guardia Civil rescató a 22 inmigrantes, entre ellos dos mujeres y dos menores de edad, cuando estaban entrando al puerto comercial en una embarcación neumática que estaba deshinchándose.