Huelva, 19 may (EFE).- El alcalde de Calañas (Huelva), Mario Peña (PP), ha remitido una queja formal a distintos organismos de la Junta de Andalucía por "la falta de información" en relación a la fuga de aguas mineras al río Odiel desde la corta de La Zarza, Entidad Autónoma Local (ELA) que depende de este municipio.

En declaraciones a Efe, Peña ha precisado que han presentado una queja ante la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, otra ante la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y una tercera ante la de Empleo, Empresa Y Comercio, por lo que considera algo "kafkiano y alucinante" ya que, hasta el momento, no tiene comunicación oficial sobre lo sucedido.

Ha indicado que a parte de la "deslealtad institucional" y de la exigencia "inmediata" de explicaciones, que se hace constar en la queja, "se está analizando si la Junta de Andalucía han podido incurrir en algo más ya que no se explica que se active el Plan Territorial de Emergencia en Fase 1 y no se da comunicación de ningún tipo al municipio en el que está la causa de esa medida".

Considera que esa información es "clave" para "poder tranquilizar a los vecinos", máxime cuando se trata de un incidente "importante ya que puede afectar tanto a personas, como al medio ambiente o a los bienes del municipio".

Ante la falta de información, ha explicado que él mismo, junto con otros representantes municipales se han desplazado hasta la zona y ha decidido enviar la Policía Local para garantizar la seguridad en el acceso al lugar donde se están llevando a cabo los trabajos para tratar de detener la fuga.

También se ha referido Peña al comportamiento de los representantes de la ELA de La Zarza, que tampoco han informado al Ayuntamiento matriz, y ello "a pesar de que no tiene delegadas competencias ni en medio ambiente ni en seguridad ciudadana y de estar obligada a haberlo comunicado ya que la ley recoge la necesaria coordinación".

La Consejería de Medio Ambiente ha abierto un expediente sancionador a Nueva Tharsis y Ormonde España, propietarios de los derechos mineros y del terreno respectivamente, de la mina La Zarza por el vertido de aguas mineras al río Odiel.