Escacena del Campo , 18 may .- Los padres de un joven de 17 años con parálisis cerebral infantil no llevarán a su hijo al instituto en protesta por el deficiente servicio de transporte escolar, ya que tarda hora y media en llegar de su casa al centro escolar, distante unos 62 kilómetros.

Estrella, la madre del joven estudiante, que no dispone de autonomía alguna, ha dicho a Efe que tras la pasada Semana Santa la Junta de Andalucía adjudicó el servicio de transporte escolar a la empresa extremeña 'Transportes Aula', y el viaje "pasó a durar hora y media, en lugar de la hora legal, provocando que mi hijo llegue a casa tardísimo, orinado, e incluso un día llegó a clase sin los arneses de la silla bien amarrados".

El joven viaja cada día desde Escacena del Campo a Huelva capital, con tres paradas para recoger a otros tres chicos que, como él, sufren algún tipo de discapacidad, un recorrido de unos 62 kilómetros en total que "legalmente no puede hacerse en más de una hora, el máxima que una persona con discapacidad puede estar en un transporte escolar".

La madre denuncia también que la empresa ganó el concurso alegando que podía disponer de dos vehículos en el caso de ser necesario, pero el 18 de abril, un día después de entrar en servicio, sufrió una avería en Niebla camino de casa, "y el autobús que vino de repuesto no estaba adaptado, y "como pudieron", subieron al joven "en brazos con su silla de ruedas".

Por su parte, fuentes de la Agencia Pública Andaluza de Educación en Huelva han dicho a Efe que el contrato de la anterior empresa expiró y se abrió un concurso, además de asegurar que "antes nunca bajó de los 75 minutos".

Sobre el problema del pasado 18 de abril, defienden que "quedó subsanado", pero que fue en días posteriores cuando la Junta tuvo conocimiento de que se había situado en el servicio un vehículo no adaptado como sustituto.

Los padres han asegurado que no llevarán al chico a clase hasta que tenga un transporte que garantice que se rebaja sensiblemente la actual hora y media, un caso que, además a otras instancias, han denunciante ante el Defensor del Pueblo Andaluz.