Diario Sur

Sevilla, 20 abr (EFE).- El entrenador del Real Betis Energía Plus, Alejandro Martínez, indicó este jueves que sus jugadores se van "acoplando poco a poco" a lo que quiere el cuerpo técnico que él encabeza y que debutó el pasado sábado con una derrota ante el Real Madrid, lo que sitúa al equipo en puestos de descenso.

Martínez, en una comparecencia ante los periodistas previa al partido de este sábado en el Palacio San Pablo frente Valencia Basket, advirtió que en la etapa anterior, bajo las órdenes del croata Zan Tabak, "había cosas que se hacían bien", aunque él tratará "de que se ejecuten un poquito mejor".

El nuevo entrenador de la formación sevillana argumentó, como ejemplo, que "veía que se daban pases de más" y a él le "gusta que si hay un buen tiro en el primer pase, se lance".

El técnico catalán asume que la potencia de su próximo rival lo obliga a "hacer las cosas con cautela" porque en la situación del Betis Energía Plus "no puedes tener picos de euforia desmedida ni hundirte", sino "ser regulares los 40 minutos" porque la irregularidad los "condenaría a la derrota", señaló.

El preparador desea que el base Carlos Cabezas, recién fichado, "se ponga bien pronto sin que esto le provoque un problema físico" porque se trata de "un jugador que está mejorando a una velocidad admirable" y tampoco asegura la participación del capitán, el esloveno Bostjan Nachbar, el sábado.

"No queremos precipitarnos con él para que no se lesione para lo que resta de temporada. No queda nada del problema del sóleo pero ahora esperamos que dé buenas sensaciones con su pierna mala. Si no está, Lockett puede jugar de cuatro", explicó.

Martínez no desea que a sus jugadores les afecte en demasía la mala situación clasificatoria, sino que jueguen "para agradar, para hacer que la gente se lo pase bien y encarar con nuevos bríos lo que queda de competición", por lo que cree que "si salen a disfrutar, será más sencillo ganar".

"También le pido a los aficionados que nos ayuden. Cuando bajemos un poco la cabeza, que nos animen para que dos canastas en contra no se conviertan en cuatro. Así estaríamos muertos. Y si los jugadores no muerden, morderé yo", agregó.

En todo caso, el entrenador huyó de términos como "suerte o presión, en los que no" cree por considerarlos "una excusa usada por muchos para no rendir al máximo. Presión, miedo escénico... Si trabajas, haces el juego que tienes que hacer. Si piensas en la presión, esto será un desastre", destacó.

Alejandro Martínez tampoco descartó la llegada de un fichaje para suplir al lesionado DeAndre Kane, aunque no piensa "que venga nadie para esta jornada", si bien persiste en "la idea de que venga alguien que ayude, no una superestrella. Que no meta 30, pero sí que colabore con 10 ó 12 puntos más por partidos".