Huelva, 21 mar (EFE).- Urbano Alonso, propietario de Astilleros Cotnsa Huelva y Astilleros del Guadalquivir (Sevilla), ha vendido el 90 % de las acciones de esta última empresa a la naviera eslovena Pulchra Mare y, a partir de ahora, centrará su gestión en sacar adelante las atarazanas onubenses.

En declaraciones a Efe, Alonso ha informado de que el acuerdo con la empresa eslovena, alcanzado a finales del pasado mes de febrero, ha llegado "en el momento oportuno" y considera que "ha sido una buena decisión, pues la empresa ya estaba encauzada y con sus proyectos".

De esta forma, ha precisado que la naviera "mantiene la plantilla actual, continúa con los proyectos ya cerrados como la reparación de un buque para Transmediterránea o el ferry "Poeta López Anglada" que llega la próxima semana y trabajará en otros que estaban iniciados al objeto de poder cerrarlos".

Urbano ha querido dejar claro que nada tiene que ver esta operación de venta con Astilleros Cotnsa Huelva, una empresa que sigue participada por él al 100 % y en la que a partir de ahora centrará todos sus esfuerzos.

En este sentido, ha informado de que recientemente se han invertido 600.000 euros en la reformas de las gradas de las atarazanas onubenses para varar catamaranes y que el primer varamiento se realizará el día 27 de este.

Es un barco de Balearia, empresa con la que Cotnsa Huelva ha firmado un acuerdo marco por el cual la compañía naviera va a llevar a cabo las reparaciones de sus buques durante los próximos cuatro años.

Con esto, y otros proyectos, como la firma que, en unos días, según ha anunciado, llevará a cabo con otra empresa para la construcción de un buque de trabajos portuarios de 20 metros de eslora, Alonso confía en poder ir cargando de trabajo los astilleros de Huelva.

En estos momentos, según ha apuntado, trabajan en el barco de Balearia alrededor de 50 personas, entre las fijas de plantilla -16 trabajadores- y los empleados de la empresa auxiliar.

Las previsiones son que el número de empleos aumente en los próximos días, después de varar el barco a la grada, ya que "se va a acometer una gran reparación interior que abarca a diferentes sectores de actividad".