Algeciras , 21 mar .- Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido grave al ser atropellado durante una operación contra el narcotráfico en Algeciras (Cádiz) en la que fueron intervenidos casi dos toneladas de hachís.

En una primera intervención llevada a cabo en el puerto deportivo El Saladillo los agentes detectaron una embarcación de las usadas habitualmente para el transporte de drogas y que, tras realizar maniobras sospechosas, se dirigió al muelle.

Mientras tanto, dos vehículos, una furgoneta y un todoterreno, accedieron al recinto a gran velocidad y se dirigieron a la rampa donde les esperaba la embarcación.

Cuando los tripulantes de la semirrígida y los conductores de ambos vehículos ya habían iniciado la descarga se vieron sorprendidos por la Guardia Civil, que abortó el alijo y detuvo a una persona.

En el interior de los vehículos, ambos sustraídos en Málaga, y en las escolleras del puerto fueron intervenidos 55 fardos de hachís, con un peso de 1.875 kilos.

Tras esta intervención, los agentes detectaron movimiento de vehículos sospechosos de participar en otro alijo en la playa del Rinconcillo, también en Algeciras.

Cuando llegaron al lugar, en una de las calles cercanas a la playa observaron un ciclomotor ocupado por dos personas que transportaban un fardo de hachís.

Los agentes dieron el alto al ciclomotor, aunque su conductor no atendió a las señales y emprendió la huida después de desprenderse de la droga.

Seguidamente irrumpió en el lugar un turismo con las luces apagadas que atropelló intencionadamente a uno de los agentes, al que arrastró varios metros antes de salir huyendo.

El guardia civil sufrió lesiones graves en una de sus piernas y fue intervenido de urgencia en el Hospital Punta Europa.

En la playa fueron localizados otros dos fardos de hachís.