Diario Sur

Ronda , 20 mar .- La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha afirmado hoy sobre la posibilidad de un adelanto electoral que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "se debería dejar de chantajes ya y ponerse a dialogar, a gobernar y a buscar soluciones a los problemas que tienen los ciudadanos".

Díaz, que hoy ha inaugurado el nuevo Hospital de Ronda, ha hecho estas declaraciones después de que Rajoy hiciera ayer una advertencia a la oposición para que no vuelva a dejar solo al PP en votaciones importantes, al señalar que aunque él quiere agotar la legislatura sólo podrá hacerlo si hay "algo de estabilidad".

Según la presidenta de la Junta, "no está bien" que un presidente del Gobierno, "bien directamente él o a través de sus ministros, cada vez que no hacen lo que él quiere recurra al chantaje".

Ha asegurado que lo están "sufriendo" con las ofertas públicas de empleo, con la falta de diálogo y con que "en lugar de ponerse a encontrar apoyo para el presupuesto esté chantajeando" a las comunidades autónomas.

La jefa del Ejecutivo regional sostiene que Rajoy ahora "chantajea al conjunto de los españoles" después de que el Parlamento le haya dicho que "no" a un decreto que "va más allá de lo que plantea una sentencia europea", en referencia al decreto de la reforma de la estiba.

A su juicio, eso "no es propio de un presidente, a no ser que pase lo que está pasando, que Rajoy estaba acostumbrado a no hacer nada" y a usar "el rodillo de la mayoría absoluta", y ahora tiene que gobernar, dialogar y buscar "soluciones que arreglen la vida de la gente y no creen más desigualdad como ha hecho en estos años atrás", ha indicado.

La presidenta de la Junta ha recordado que ella no tiene mayoría absoluta en el gobierno y busca "continuamente" apoyos parlamentarios, y ha añadido que ha logrado la aprobación de dos presupuestos a través del "entendimiento" con otros partidos, como Ciudadanos.

Ha diferenciado esta situación de la actitud del jefe del Ejecutivo central, y ha pronosticado que "va en un mal camino" si "a quien le apoya" en un momento determinado "le dice que no va a cumplir su palabra", le pone "ruedas de molino" a los sindicatos y además "desprecia" a los partidos de la oposición y "chantajea" a la sociedad.

Díaz no ha querido pronunciarse sobre el exsecretario general del PSOE y aspirante a la reelección, Pedro Sánchez, y se ha escudado en que hay que separar los actos de partido de los de gobierno.

Igualmente, por tratarse de un acto institucional, Díaz se ha limitado a decir que agradece el "cariño" de sus compañeros cuando se le ha preguntado por las declaraciones del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que considera de cara a las primarias del PSOE que ella tiene "más madera de líder" y que el liderazgo "es decisivo".