Diario Sur

Huelva, 20 mar (EFE).- La Audiencia Provincial de Huelva ha rebajado de cuatro años a 21 meses de cárcel la pena a un conductor que causó un accidente de tráfico, provocado por un choque frontal, en noviembre del 2013, que costó la vida a una persona y causó heridas a otras tres.

En una sentencia a la que ha tenido acceso Efe la Audiencia estima en parte el recurso presentado por el acusado contra la resolución del Juzgado de lo Penal 3 de Huelva que lo condenó como autor de un delito de conducción temeraria, un delito de homicidio por imprudencia grave y tres delitos por imprudencia grave a la pena de cuatro años de prisión.

Revoca la sentencia de instancia parcialmente y absuelve al acusado del delito de conducción temeraria, aprecia la atenuante de reparación del daño y reduce a un total de un año y nueve meses las penas de prisión (un año por el delito de homicidio imprudente y tres meses por cada uno de los tres delitos de lesiones por imprudencia).

Además, reduce las penas de privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores a cuatro años, sin pérdida de vigencia de su permiso de conducir; mantiene la condena en concepto de responsabilidad civil, que extiende a la aseguradora como responsable subsidiaria, fijada en 129.400 euros.

Se considera probado que el acusado tras haber estado trabajando durante doce horas, llegó a su casa, se duchó y fue a recoger a una mujer para dirigirse a un lugar por la carretera HU-4400, que conocía a la perfección.

A pesar de ello, siendo consciente de que la señalización era bastante pobre, que era una carretera curvosa y con asfalto irregular, condujo a una velocidad superior a la permitida, no prestando atención alguna al velocímetro y charlando con la usuaria del vehículo, lo que motivó que en kilómetro 4'550 horas al invadir el sentido contrario colisionara frontalmente con un vehículo en el que viajaban dos personas.

Detrás del vehículo con el que chocó venía una motocicleta que cuyo conductor a pesar de ir frenando paulatinamente no pudo evitar caerse a la izquierda.

Como consecuencia de lo anterior, el conductor de este vehículo, de 56 años, falleció meses después y su mujer sufrió policontusiones y cervicalgia; la acompañante del acusado, de 17 años, sufrió contusión en el hombro derecho y una cervicalgia y el conductor de la motocicleta contusión en pierna izquierda con abrasión en cara externa del tobillo izquierdo.